ZAMORA EN MOTO

Las sierras desconocidas

Una ruta por el norte de la provincia de Zamora, el suroeste de Orense y una larga travesía por el extremo nor-occidental de Portugal, la provincia de Tras os Montes, a fin de disfrutar de lo mejor de estas montañas sin dejarnos frenar por los limites fronterizos. Son montañas muy poco conocidas del turismo masivo, pero no por falta de interés y alicientes, ya que el Lago de Sanabria y su vecino el Parque Natural de Montezinho reúnen todos los paisajes con los que sueñan los amantes de la naturaleza.

Rutómetro: Puebla de Sanabria- Portilla de la Canda-A Gudiña-Verín-Frontera España/Portugal-Feces de Abaixo-Chaves-Bragança-Portocelo-Frontera Portugal /España-Puebla de Sanabria.270 Km

Antes de comenzar con la ruta nadie debe perderse uno de los mayores alicientes de la comarca, el lago de Sanabria, el mayor lago de origen glacial de España, situado a 13 Km del núcleo urbano de gran interés ecológico debido a que marca la transición entre la cobertura vegetal atlántica y la mediterránea, aglutinando lo mejor de los dos ecosistemas Las mejores vistas de conjunto se encuentran subiendo por el litoral norte hacia San Martín de Castañeda. Varios camping enclavados a las orillas del lago y la posibilidad de practicar deportes acuáticos como la vela, el surf y por supuesto el baño hacen que durante el mes de Agosto este espacio natural se vea muy frecuentado por los turistas castellanos.

Para comenzar con la ruta larga hay que elegir si seguir la nueva autovía A-52, que enlaza Benavente con Orense, o utilizar la vieja carretera N-525. Lo mejor en cualquier caso es una combinación de ambas, pues corren paralelas, pero mientras la vía rápida salva los grandes desniveles orográficos mediante viaductos y túneles, la segunda, como carretera clásica tradicional, serpentea arriba y abajo para pasar por los puertos del Padornelo, la Canda, Alto de Cañizo y Alto de Fumaces. La primera población importante de la ruta, ya en territorio gallego es A Gudiña, pero la parada cultural más relevante debe hacerse en Verín. Conocida por las aguas medicinales de Fontenova y Sousa, esta antigua ciudad amurallada conserva bellos rincones de arquitectura medieval y el castillo de los Condes de Monterrey (Parador de Turismo). Apenas 12 Km. separan Verín de la frontera portuguesa por la N-532, y en otros diez mas se alcanza Chaves. Poco antes de alcanzar esta ciudad la N-103 sale hacia levante para atravesar uno de los parajes menos conocidos del vecino país. Prepárate a tomar curvas pues apenas hay descanso en los casi cien kilómetros que nos separan de Bragança. El primer tramo hasta Rebordelo es un poco menos retorcido pero a partir de aquí, y ya dentro del Parque Natural de Montezinho la ruta zigzaguea permanentemente. Hasta Sobreiro de cima la ruta corre por la cresta de una montaña descubriendo magnificas panorámicas de los valles Rabaçal al oeste y Tuella al este y desde Sobreiro de Cima se encadenan pequeños pueblecitos de genuina arquitectura rural tradicional. Considerado históricamente como uno de los rincones mas aislados de Portugal en esta comarca buscaron refugio los judíos y también fue utilizada como destierro para exilados políticos y religiosos. Hoy sigue conservando ese ambiente de ultima frontera tan difícil de encontrar en Europa y pocas cosas más agradables que dejarse llevar por los aromas de algún mesón y deleitarse con las excelencias de un típico cocido portugués o una potente “feijojada a Trasmontana”. Cuando ya empiezas a “estar harto de tanta curva” e inalterado paisaje natural, se alcanza Bragança la capital de la región. Una ciudad de marcado carácter medieval y fronterizo de laberínticas callejuelas en la que conviene dejarse llevar por la intuición para descubrir memorable rincones. El mejor mirador de conjunto de la ciudad es el Alto de San Bartolomeu, un macizo volcánico de 830 metros de altura cubierto con singulares especies vegetales.

Veinte kilómetros hacia el norte por la N-103-7 se llega a la frontera y con otros tantos mas se regresa a Puebla de Sanabria. Erigida sobre un cerro, bañada por el río Tera, proveedor de las renombradas truchas sanabresas y dominada por el castillo mandado construir en el siglo XV Rodrigo Alonso de Pimentel esta añeja villa conserva un conjunto urbano de gran encanto. La iglesia Parroquial del siglo XV, la Casa Consistorial que data del tiempo de los reyes Católicos y el Centro de interpretación del Parque Natural del Lago de Sanabria son algunos de sus alicientes. La Puebla es lugar perfecto para recordar los paisajes y emociones pasados e incluso para sacar el mapa y trazarse nuevas rutas por las también muy desconocidas y próximas sierras de la Culebra.

Lago de Sanabria

En medio de una extensa cuenca rodeada por montañas que sobrepasan los 2.000 m. de altura y con 368 hectáreas de superficie, Sanabria es el lago de origen glaciar más extenso de España. Declarado Sitio Natural de Interés Nacional en 1946, en 1953, Paraje Pintoresco y en 1978 Parque Natural, para unos es la placidez en el paisaje, para otros sosiego en las aguas o mar sin tempestades, el Lago de Sanabria, también llamado de San Martín de Castañeda, representa uno de los lugares más extraordinarios de la península Ibérica. En sus contornos paso a paso, montañeros, geólogos, excursionistas, pescadores de trucha, esquiadores y alguno que otro veraneante , fueron abriendo caminos en la floresta sanabresa. Son rutas turísticas de interés paisajístico, de contemplaciones de verdes y rocas, de frondas y valles, de montañas y lagos, que se concentran y se dispersan en Sanabria, una zona casi escondida de España. Existen nueve rutas marcadas dentro del parque natural, como la senda del lago y los monjes o la que marcha de Vigo de Sanabria a la laguna de Peces a través del cañón del Forcadura. Una de las más interesantes y asequible es la primera, que discurre por un enlosado camino medieval que va desde san Martín de Castañeda a Ribadelago.

La fauna resulta variada, con casi 200 especies de vertebrados catalogados y en sus aguas abunda la pesca, especialmente truchas salmonadas. El que visite este paradisiaco lugar, no debe perderse el grandioso espectáculo de contemplarlo desde el mirador natural de San Martín de Castañeda, y ya de paso admirar el templo románico de mediados del siglo XII, monumento nacional, que fuera famoso monasterio bernardo, al cual perteneció la totalidad del lago y sus alrededores.

Las rutas por asfalto dentro del Parque se limitan a las dos carreteras que lo bordean casi en su totalidad sin llegara conectarse por le noroeste. La ruta de San Martín llega hasta los pequeños lagos en un corto pero bonito trayecto. Fuera del entorno del Lago resulta muy bella por su paisaje la ruta que lleva a Portugal y su magnifica ciudad histórica de Bragança. Esta puedes ser una magnifica alternativa para regresar a Castilla por la IP –4 ( Portugal ) y N-122 ( España ) con dirección a Zamora.

VOLVER A RUTAS DE ESPAÑA      VOLVER A RUTAS DE CASTILLA Y LEON

Gastronomía zamorana. Habones.

Donde el norte de Castilla linda con Galicia y Portugal, en la provincia de Zamora, aguardan rincones insólitos para viajeros ansiosos de diferentes panoramas. A su cocina muy castellana y recia se le atribuyen platos propios de raigambre popular como el arroz a la zamorana que lleva tropezones de jamón, pata, oreja y tocino de cerdo. No le andan a la zaga en cuanto a opulencia gastronómica las lentejas a la zamorana. Tampoco falta como en el resto de Castilla el bacalao ajoarriero y el cordero, que especialmente asado satisface siempre el paladar de los exigentes. Hemos escogido en esta ocasión, un plato mucho menos conocido, Los Habones , una especialidad típica sanabresa, donde resultan más habituales las carnes rojas de vacuno, las truchas de sus oxigenados ríos, el caldo y el pulpo a la sanabresa. Los grandes judiones, criados en las huertas de la comarca, son cocidos a fuego lento para dejar aflorar su generoso paladar. Le acompañan normalmente tropezones de cerdo pero mucho más singular y recio resultan los habones con ciervo. Postres: natillas almendradas, arroz con leche. Licor: aguardiente de guindas. Los vinos tintos zamoranos tienen denominación de origen Toro, pero también hay buenos rosados. El tinto de Fermoselle tiene carácter especial.  Para llevar a casa. Habones de Sanabria, garbanzos de Fuentesaúco, lentejas de La Armuña. Quesos de oveja. Dulces: Monasterio de Santa María la Real de las Dueñas. Camino de Fuentesaúco s/n, Zamora, amarguillos y rosquillas. Convento del Salvador, Benavente, Tarta de las Monjas.

Lugares de interes.

 Zamora. Castillo árabe muy reformado, Muralla con tres puertas históricas, Portillo de la Traición, Puerta de Doña Urraca, y Puerta del Obispo ( siglos XI y XII ). Catedral románica con cúpula estilo bizantino única en España. Palacio de los Momos, Plaza de Zorrilla, estilo gótico. Iglesias de la Magdalena( S-XIII )San Juan de Puerta Nueva ( S-XII ) Santiago de Burgo y Santa María la Nueva. Puente de Piedra sobre el Duero ( S-XII).

Benavente.

En la confluencia de los ríos Esla y Orbigó, típica villa castellana llamada Villa de los Condes. Hospital de la Piedad, monumento Histórico Nacional. Iglesias de San Juan del Mercado, y Santa María de Azogue. La Torre del Caracol ( S-XVI-XVII ) fue parte del palacio de los Condes destruido por las tropas napoleónicas.

Puebla de Sanabria . A orillas del río Tera en un paisaje que resulta más gallego que castellano. Conjunto monumental histórico-artístico. Calles empinadas casas blasonadas. Casa Consitorial,Iglesia parroquial (S-XII), castillo del conde de Benavente : Buenos cotos de pesca. Restaurantes: Parador Puebla de Sanabria.Crta. del Lago,18.

Laguna de los peces. Siguiendo la carretera de San Martín de Castañeda se inicia una ascensión, por mal asfalto, que llega hasta la laguna de Peces, la más famosa y grande de las cuarenta y dos lagunas de origen glaciar del altiplano de la Segundera. Buena base de operaciones para excursiones montañeras. Paisaje de alta montaña.

Galende y otros pueblos ribereños.

Un nutrido conjunto de pequeños pueblos unidos por estrechas carreteras y pistas sin salida permite conocer fácilmente el atractivo paisaje de la montaña sanabresa. Galende agrupa municipalmente a una serie de pequeñas aldeas. La más montañera es San Ciprián, Ribadelago, reconstruido completamente en 1959 tras ser devastado por la rotura de una presa, tiene las mayores atracciones acuático-deportivas y San Martín de Castañeda, para muchos el más interesante, el monasterio cisterciense S-XII ( Monumento Nacional ). Restaurante Martín. Tel.: 62 03 37 Precio: económico. Varios chiringuitos estivales al borde del lago calman estómagos hambrientos y gaznates sedientos.

 

Comparte mi contenido
  • Facebook
  • Twitter
  • Add to favorites
  • Google Bookmarks

Trackbacks/Pingbacks

  1. CASTILLA Y LEON | Gustavo Cuervo - 23 marzo, 2012

    […] ZAMORA . Compariendo paisajes de Castilla y Galicia, Zamora sorprende al viajero por sus sierras. el […]

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.