La vía Muerta. #relatosmoteros

Salva Ferrando (Salva- Gs). Nacido en el 65, voy en moto desde los 12 años. Me gusta todo lo relacionado con ellas, soy un enamorado de su mecánica ,me atrapa el olor de esos motores dos tiempos y sobre todo me fascina la libertad que nos da viajar con ellas.

    Antes de empezar a relatar la ruta, os intentaré explicar brevemente lo que aconteció a principio de siglo en esta comarca de Teruel, corría el año 1927 cuando empezaron las obras, un corredor ferroviario que saldría de Baeza (Andalucía) y que llegaría a Saint- Girons (Francia) se ponía en marcha.

   Era la gran obra pública diseñada por la dictadura de Primo de Rivera para satisfacer las, entonces como ahora, justas y necesarias demandas de la población. El ingeniero turolense Bartolomé Esteban se encargó de los estudios previos y durante cuatro años se edificaron hangares y estaciones, se removieron y explanaron tierras, se abrieron túneles, se levantaron puentes…toda una infraestructura necesaria para superar la orografía tremendamente abrupta de estos territorios.

El primer parón de las obras se produjo en 1930, después, los trabajos se reiniciaron y estuvieron activos hasta 1932, pero la parada definitiva llegó en 1935 y las causas fueron la falta de recursos económicos de la empresa encargada de la obra y el desinterés político y la escasa rentabilidad que se preveía para este trayecto que iba a recoger el tráfico de mercancías.

 Dada la longitud del proyecto, se subdividió administrativamente en cinco tramos, Baeza-Utiel,Utiel-Teruel, Teruel-Alcañiz, Alcañiz-Lleida y Lleida-Saint Girons

Entre todos estos tramos me llamo la atención el de Teruel-Alcañiz, que es el que voy a recorrer, 164 kilómetros de carreterillas, pistas, puentes y túneles donde intentaré localizar las 18 estaciones construidas y los lugares donde estaban proyectadas cuatro más que no se llegaron a construir, sumando así un total de 22 estaciones de tren, unas cuantas de ellas cercanas y perfectamente visibles desde  la nacional 420, pero otras muchas ocultas entre caminos, barrancos y montañas, alejadas de cualquier población, perdidas y olvidadas en el tiempo.

Así que después de esta pequeña introducción empezamos la crónica de lo que fue ”La Vía muerta”

 Saldré de mi base de operaciones, Vall de Almonacid (Castellón), donde tendremos que coger un trozo de autovía para dirigirnos rápidamente al comienzo de la ruta, Teruel.

Me saldré en la salida Central, donde cogeré la N-420 con dirección a Alcañiz y enseguida me meteré en una pequeña pista que me acercará a la primera estación, la de Teruel, llamada popularmente la estación de Baños.

1-ESTACIÓN DE BAÑOS (TERUEL)

  Al poco tengo el desvío que me marca el GPS, así que me salgo del asfalto y por una pista algo rota me dirijo hacia mi primer waypoint, cruzo un puente del antiguo ferrocarril y ya estoy allí, veo la estación, las cocheras de los talleres y hasta un depósito de donde imagino cargarían agua las viejas locomotoras a vapor. También veo un muelle de carga y una vivienda que  sería del guarda de la estación. Hay zonas de bancos y guarda bicicletas, se ve claramente que por aquí pasa la vía verde de Ojos Negros.

*Esta estación pertenece a la vía de Ojos Negros y no fue construida para la ruta Teruel-Alcañiz, pero la línea pasaría seguro por aquí, así que la idea es visitarla.

 Recorro la zona a pie en modo exploración y aprovecho para recuperarme un poco del frío mañanero que hace por la estas tierras mañas, después de unas cuantas fotos,  me subo otra vez a lomos de Flavia y me dirijo a la primera estación de la ruta en si, paso por Tortajada, municipio donde se empezó este proyecto.

Desde esta población ya cogeré un trozo de antigua vía de tren, y tras pasar un pequeño viaducto me encontraré con la primera estación, Villalva.

2-ESTACIÓN DE VILLALVA

 Aquí en esta destartalada estación, se pueden ver aun alguna pintura de la guerra civil y según alguna información que he contrastado, cerca de 25 habitantes de Villalva trabajaron en este proyecto.

Seguiré por pista y atravesaré la población por dos túneles perfectamente conservados.  Voy despacio contemplando el paisaje y a su vez para no levantar mucha polvareda, el terreno por aquí está muy seco.

* En algún tiempo los túneles cobijaron a las gentes de los bombardeos de las pavas del ejército sublevado durante la última guerra. Más tarde sirvieron como cavas donde se experimentó el cultivo del champiñón.

3-ESTACIÓN DE CUEVAS LABRADAS

Salgo a la nacional de nuevo y nada más pasar Cuevas Labradas y a unos dos kilómetros y medio a la izquierda, me topo con la estación de Cuevas Labradas, visiblemente deteriorada y con un muy mal acceso y sin resto de la vía del tren, además, solo está el edificio de pasajeros, el de mercancias no existe, o no lo construyeron o lo han destrozado, posiblemente para ampliar la N-420.

*Nos vemos obligados a contemplar con tristeza como el tiempo intenta llevarse los recuerdos de una ilusión que nunca se cumplió, y… lo que todavía es peor, que casi 80 años después nadie en este país se haya acordado de este tramo de vía de tren.

Seguir leyendo en  http://cronicasdesalvags.blogspot.com/2017/05/la-via-muerta-la-cronica.html?m=1

Comparte mi contenido
  • Facebook
  • Twitter
  • Add to favorites
  • Google Bookmarks

Tags:

Trackbacks/Pingbacks

  1. #RELATOSMOTEROS: MOTORISTA ANTES QUE FRAILE (y otros 6 relatos +) | Alicia Sornosa - 11 mayo, 2020

    […] Seguir leyendo… […]

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.