Ruta de los Faros II

Entramos en Galicia rebuscando parajes con encanto entre profundos valles, altos miradores y tupidos bosques. La vista puesta en el Océano; miles de curvas mas allá.

La población marinera de Malpica de Bergantiños es nuestro punto de fin de etapa, pero para llegar desde el Lago de Sanabria por una ruta singular tenemos muchos kilómetros para descubrir parajes insólitos de la geografía gallega. Vamos a viajar rebuscando entre los dos valles de los ríos mas importantes de Galicia. El Síl y el Miño.

La ruta del Sil, revirada y encantadora

Los cañones del río Sil, principal afluente del Miño, son uno de los mas profundos valles de la península ibérica. Entre los viejos montes de Orense el rio labra su camino. Es la Ribera Sacra, cuajada de monasterios asomados al abismo. Tapizada de bosques espesos de castaños, umbrías de helechos, praderías y olor a frescor veraniego en Galicia. Tierra de monjes y meigas, trasgus y duendes.

Es una ruta exigente por la variedad del sube-baja y amplio catalogo de curvas y pisos. Un trazado donde ir fino con la R 50/5 permite enlazar dulcemente, en un suave bamboleo a base de par motor. Tocando los frenos lo menos posible, los tambores no son lo que actualmente consideramos frenos potentes. Es la dulzura de conducir una motocicleta clásica.

Gustavo Cuervo. Gargantas del Sil. Orense.

La G 310 no pide ese tipo de conduccion. Finura si, puedes ir fino y suave sin forzar pero solo siempre que tu quieras,. Si lo que te gusta es la acción, baja marchas y empieza a conducir alto de vueltas, con reducciones y hasta frenos si de verdad te activas. A veces pienso que es una moto de dos tiempos. Mi memoria motociclista me remonta a los tiempos de la Montesa Enduro 250, pasada a carretera, con la que que empece mis viajes internacionales. Son solo ilusiones, ficciones ,la G 310 es un motor mono-cilíndrico sí, como aquella y de similar cilindrada, pero este es 4 tiempos doble árbol de levas en cabeza, inyección y 34 Cv por su auto-limitación capaz de subir hasta 9000 rpm.

Una moto que tiene rabia si le buscas las cosquillas, pero con una entrega de potencia constante si saltos; eso si, con cambio de sonido a partir de 6000 rpm. Esta es ¿una moto de dirt track ? ¿una naked light con manillar alto? o ¿una GS pequeña ?. Desde luego no es una Montesa 250.

Luis Heras. Gargantas del Sil

Las carreteras locales de Orense tienen piso irregular con eventuales tramos de grava y áridos, pero también magnificos tramos recién asfaltados y planos como una mesa de billar. Lo que no falta en ninguno son muchas curvas y de todo radio. Lo ideal es dejarte seducir y buscar cualquier de las bajadas sin salida que hay hacia el rio en su margen meridional. No tuvimos prisa y eso nos permitió apreciar las muy diferentes imáganes que este cañón ofrece desde arriba o desde abajo.

Los viñedos aterrazados en lo que se denomina, no sin razón viticultura heróica, por el esfuerzo necesario para sacar la uva de estas empinadas tierras. El microclima del fondo y las laderas del Sil y el Miño muestran uno de los ejemplos mas bellos y sincrónicos del aprovechamiento de la naturaleza por el hombre. Escaleras de vides prosperan en estas pendientes en escalones de gigante trepando por los abismos.

Malpica de Bergantiños antiguo puerto ballenero y el mas norteño de los tradicionales enclaves pescadores de la Costa da Morte, sirve de escenario para que las tres GS 310 inicien la Ruta de los Faros juntas. La sencillez del trato de sus habitantes nos permite organizar la logística para comenzar mañana temprano con la ruta a pie y combinarla con las rutas en moto. Continuará.

Sebastián Álvaro, Gustavo Cuervo y Luis Heras en el puerto de Malpica
Comparte mi contenido
  • Facebook
  • Twitter
  • Add to favorites
  • Google Bookmarks

Tags:

No comments yet.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.