ORENSE EN MOTO

Gargantas del Sil 

En otoño  la mejor manera de disfrutarlo es viajando por lugares donde los bosques de hoja caduca dominan el paisaje. No hay mejor estación para disfrutar los múltiples colores y tonalidades con que la naturaleza pinta el denominado bosque Atlántico. En el norte hispano desde los Pirineos orientales hasta Galicia hay bastantes valles que conservan retazos, mas o menos grandes, de este bio-sistema. La presión humana ha limitado la extensión de los bosques originales pero hay lugares donde parecen haber alcanzado una equilibrada convivencia. Este fin de semana recomendamos descubrirlo siguiendo un desfiladero por la Galicia interior. Dice el refrán popular que el río Sil lleva el agua y el Miño la fama. Para comprobarlo nada mejor que seguir el curso del gran afluente gallego por la provincia de Ourense. Formando frontera con su vecina, la provincia de Lugo, el Sil se encaja en uno de los desfiladeros más espectaculares y desconocidos de la península ibérica. Hay dos maneras de llegar hasta el comienzo del cañón desde el norte saliendo de la autovía en Monforte de Lemos por la LU-601 y la mucho mas turística y recomendable C-536 que viene desde A Rua por Puebla de Trives y Castro Caldeas. En este caso para buscar el profundo valle del Sil hay que tomar OR-601 en Castro Caldelas. Al llegar al fondo del valle se encuentra un embarcadero, donde en temporada, se puede tomar un barco que hace un recorrido turístico mostrando desde dentro las excelencias de este agreste paraje. Si no eres marinero, deberás tomar a medio descenso la carretera local que corre paralela al margen izquierdo y seguir la denominada turísticamente Ribeira Sagrada. La gran cantidad de ermitas y monasterios que jalonan esta ruta justifican sobradamente el nombre turístico. Pronto comienza un espectáculo singular de bosques de castaños, plantaciones de viñas escalonadas en imponentes terrazas y singulares aldeas de gran atractivo rural. A Teixeira es la primera escala, luego vendrán Piedra de Sol, Parada do Sil y Cerrada, unidos por una carretera estrecha y muy sinuosa con tramos de firme irregular, pero perfectos para cualquiera que anteponga los encantos turísticos a los deportivos. Lo mejor para hacer los casi 60 km que separan Castro Caldelas del encuentro del Sil con el Miño, es tomárselos con mucha calma, dispuesto a alejarse unos centenares de metros de la ruta para gozar del encanto de los cenobios aislados sobre parajes prodigiosos. En múltiples ocasiones la ruta brinda miradores panorámicos sobre el profundo cañón del Sil, imperdonable el denominado Mirador de Madrid. Las presas de San Esteban y San Pedro mas el importante Monasterio de Ribas de Sil son los últimos hitos del camino.

Orense.

La población creció en torno a las fuentes das Burgas, tres manantiales de agua caliente que ya aprovechaban los romanos, que la denominaban Auria, a quien también se debe el gran puente sobre el río Miño, reconstruido posteriormente en el siglo XIII. Durante la edad media Oense sufrió saqueos y destrozos sucesivos por suevos, normandos y árabes iniciando a continuación una época de esplendor que dio origen al actual casco antiguo. La Plazuela de la Magdalena, la del Hierro con su artística fuente, y la Plaza del Trigo rodean la Catedral. Este grandioso templo construido en los siglos XII y XIII integra diversos elementos arquitectónicos de épocas mas recientes. El Pórtico del Paraíso es su obra artística cumbre y el Museo Arqueológico y de Bellas Artes un compendio del poblamiento la historia y costumbres de la región. Ciudad con gran ambiente comercial y juvenil. Las fiestas de Junio con el descenso del Miño, la batalla de flores y la fiesta gastronómica cuentan con gran participación popular, pero no es menos interesante la fiesta de los Magostos, el 11 de Noviembre con sus fogatas sobre las que se asan castañas, chorizos y chuletas. Se celebra en la Alameda del Concejo y los montes que rodean la ciudad.

VOLVER A RUTAS DE ESPAÑA    VOLVER A RUTAS DE GALICIA

 

Comparte mi contenido
  • Facebook
  • Twitter
  • Add to favorites
  • Google Bookmarks

Trackbacks/Pingbacks

  1. GALICIA | Gustavo Cuervo - 23 marzo, 2012

    […]  ORENSE. El interior de Galicia brinda al moto-turista la posibilidad de disfrutar de carreteras solitarias y sinuosas que recorren valles profundos y superan suaves collados.  En el este y sur provincial limitando con León y Portugal hay recorridos excepcionales para los que gusten del turismo rural más puro. […]

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.