GUADALAJARA EN MOTO

La Alcarria 

Darse una vuelta por el llamado popularmente Mar de Castilla y de paso visitar alguna de las poblaciones con mejor ambiente medieval del centro hispano, es nuestra propuesta para esta semana. Viajamos por parajes poco conocidos y menos transitados, por carreteras solitarias con escaso tráfico que son las preferidas del motorista. El recorrido propuesto sigue el rutómetro Guadalajara-Sacedón- Durón-Brihuega-Torija-Jadraque-Sigüenza.

Partiendo de Guadalajara capital, la recién rediseñada carretera N-320 lleva hasta Sacedón. La carretera ha perdido, tras la reforma de su trazado, gran parte de sus múltiples virajes, aquellos que la hicieron famosa entre los mas “quemados” de la zona centro, pero sigue siendo una carretera muy de moto. En Sacedón hay dos alternativas para viajar hasta Durón, la N-204 bordeando el litoral este del embalse de Entrepeñas, o la ruta local que lo hace por poniente, mucho más solitaria y entretenida, que se toma antes de superar la presa de Entrepeñas. Las vistas del Mar de Castilla son un relax para el espíritu, la ruta muy sinuosa y con asfaltos viejos a tramos, parece trasladarnos a otras latitudes. La Alcarria sorprende al viajero en cualquier época del año, pero el otoño es un magnifico momento para observar los distintos tonos de los campos de labor y el colorido de sus manchas boscosas. Pronto se vuelve a los llanos ondulados más típicos de la Alcarria. Brihuega es conjunto histórico artístico, fue el campo de batalla en la guerra de Sucesión entre los Austrias y los Borbones. La fábrica de paños, mandada construir por Carlos III, y su pujante industria de construcción son su base económica. De regreso a la autovía N-II Torija, con su castillo es referencia obligatoria. Mas adelante Jadraque que tiene también en el castillo del Cid, su imagen más clásica. Siguiendo por carreteras mixtas, donde la alternancia de tramos virados con rectas es la tónica dominante se alcanza Jadraque. La Alcarria es una región turísticamente desconocida, llena de lugares encantadores y que ni siquiera un magnifico libro de viajes escrito por el premio Novel de literatura Camilo José Cela ha sacado de su aislamiento.

Sigüenza

La ciudad del Doncel, declarada Conjunto Histórico Artístico, tiene argumentos mas que suficientes para convertirse en capital turística de Guadalajara. Para quedar con los amigos nada mejor que el Parador de Turismo. Allí en su bar medieval encontraras el ambiente ideal apara planificar tus viajes por la Alcarria, y en el exterior magnificas oportunidades fotográficas con el fondo de uno de los castillos más imponentes de España. Si vienes de lejos El Parador es lugar idóneo para el descanso, aunque también hay otros alojamientos interesantes en Sigüenza. Dos museos religiosos, catedralicio y Diocesano en el antiguo palacio de la familia Gamboa con pinturas del Greco y Zurbarán, no en vano esta ciudad fue importante sede eclesiástica. Plaza Mayor siglo XV casas señoriales Catedral de Santa María comenzada siglo XII en estilo románico y terminada en el XIV con estilo gótico. En la Capilla de Arce esta el famoso sepulcro del Doncel, una figura yacente labrada en alabastro. Destacar también la Casa Renacentista de Don Martín Vázques que fuera el famoso Doncel.

LA ALCARRIA

Las carreteras ideales de todo moto-turista deben cumplir la regla de las tres eses: Sinuosas, solitarias y sorprendentes. Sucede muchas veces que a muy pocos kilómetros de las grandes autovías se pueden encontrar magníficos lugares, tan solitarios y desconocidos que aun ni la fama de los grandes literatos es capaz de fomentar. Este es el caso de la Alcarria una comarca que ni el mismísimo premio Nobel, Camilo José Cela, que dedicó un libro entero a promulgar las excelencias de estas tierras, ha sido suficiente argumento para elevarlas a la fama. Es verdad que a todos nos suena su magnifico libro, Viaje a la Alcarria, pero no es menos cierto que son muy pocos los que han puesto en marcha su moto y se han atrevido a descubrir los paramos y valles, los pueblos y castillos de tan soprendentes parajes. No lo dudes mas, el dorado otoño, la multicolor primavera e incluso el crudo invierno son magnificas estaciones para dedicarle cuando menos unas horas a estos paisajes, en la seguridad de enriquecerte con recuerdos excepcionales. Olvida las grandes rutas de largas horas de autovía y empieza pronto con las revirabas carreteras locales..Para ello nada mejor que comenzar nuestra ruta en Alcalá de Henares, tan cerca de Madrid que muchos olvidan su importancia histórica, sus muchos monumentos y su influencia cultural, quizá sea por que no son pocos los que quieren olvidar que a punto estuvo de convertirse en capital de todas las Españas. Saliendo de Alcalá un par de curvas ascienden por el monte Gurugú. Los más veteranos motoristas recordaran que hacen ya dos decenios tenían lugar aquí las populares competiciones de subidas en cuesta. Hoy los camiones son mayoría distribuyendo cargas y materiales a lo largo de lo que se ha convertido en parte del gran cinturón industrial de la capital. En cualquier caso no conviene animarse mucho pues justo en la cima al centro de la calzada un stop marca el desvío hacia Villalbilla . Se cambia la carretera ancha por una mas estrecha, pero aun más es la que viene en el desvío justo antes de Villalbilla indicada con los carteles de Valverde de Alcalá. Estrecha no quiere decir mala pues un asfalto completamente nuevo e impecablemente plano serpentea entre las colinas camino de Nuevo Baztan. ¿ Que quien ganaría la partida en este tramo tan de moto ? ¿ Pues hombre depende como siempre de las manos, pero lo cierto es que las grandes y pesadas superbikes y aun incluso las más ligeras pero muy potentes tendrán una dura competencia con las mono bien aprovechadas. Apenas hay lugar para abrir el gas a fondo y los continuos cambios de régimen harán trabajar a fondo los dotados de poderosas cabalgaduras.

Entre golpes de gas e inclinadas, pronto se alcanza Nuevo Baztan. Desgraciadamente muy deteriorado por su largo abandono este pueblo merece una detenida visita. Aun no hay ni oficina de información turística pero el esfuerzo de la Comunidad de Madrid por rehabilitar uno de sus pueblos más insólitos y las ganas con que los artesanos jóvenes vuelven a instalar sus talleres, harán que pronto se ponga de moda. Deja que alguno de sus pocos habitantes te explique la estructura original de esta singular población y te asombraras ante la idea de un ilustrado que estableció aquí un sistema de vida que muchos años después copiaron Estados de toda Europa.

Apenas a cuatro kilómetros de Nuevo Baztán, Olmeda de las fuentes es un pequeño pueblo tan desconocido para la mayoría de los madrileños como afamado dentro del ambiente de los pintores. Aseguran que la luz de esta villa en los confines de la Comunidad de Madrid es algo especial y por eso los artistas de la paleta han encontrado aquí un refugio singular. Un caserío apretado en torno a la parroquia, donde se expone una muestra de las obras que aquí surgieron de los pinceles , un intenso verdor fruto de la densa arboleda y los afloramientos de los yesos que soportan la submeseta alcarreña son las notas características de Olmeda. Alejada de los circuitos turísticos tradicionales, desconocida incluso por la mayoría de los ecologistas que tienen puesta su mira en los próximos valles el Tajuña y Jarama , los valles de Olmeda abrigan una variada colonia de aves que harán las delicias de los aficionados a la ornitología.

Satisfechas nuestras ansias culturales y tal vez incluso las gastronómicas con algún aperitivo en los mesones de la villa, emprendemos de nuevo camino en busca de Guadalajara y su comarca de la Alcarria. Viejo asfalto, cuajado de socavones y con frecuentes invasiones de tierra, hablan a las claras de que este tramo de carretera es tan poco frecuentado por automovilistas como olvidado de los planes de carreteras. Mas es solo un espejismo pues pronto, nada mas pasar la frontera con Guadalajara regresan los buenos firmes. Mondejar como primera referencia y a continuación Almoguera con sus murallas desfilan ante el viajero. Ya camino de Pastrana las instalaciones eléctricas de la central de Zorita ponen el contrapunto modernista a tan tradicionales pueblos.

Pastrana siempre justifica una detenida visita. El camino más directo y rápido para alcanzar esta histórica villa alcarreña pasa por la capital de Guadalajara y posterior desvío por la N-320, una ruta con suficientes curvas y buen trazado como paras asegurarse unos cuantos minutos de buen disfrute motorista. Es este el primero de los ejemplos que encontraremos a lo largo de todo nuestro viaje de histórica y prospera ciudad que fue olvidada por el desarrollo de los últimos siglos. Palacios y nobles casonas, recoletas plazas y desmesuradas iglesias dicen mucho de su pasado esplendor. Gentes tranquilas, muy pocos automóviles, la paz y el sosiego que flotan en el ambiente confirman su olvido por el ajetreado mundo moderno. Atrévete con sus callejuelas dispuesto a girar entre recodos medievales, incluso a tener que realizar maniobras en parado para proseguir con tu obligadamente lento descubrir. Dos mujeres destacan en la historia de la villa. La Princesa de Eboli, la tuerta más famosa de la nobleza española y Santa Teresa, la incansable fundadora de conventos.

La Alcarria o las Alcarrias como mejor correspondería denominar a esta región es nombre que le viene dado por el paisaje dominante. Viajamos por un terreno donde los relieves tabulares de altitud entre los 900 y los 1.100 metros de altitud están enmarcados por los valles de erosión. El mas destacado de todos estos desfiladeros es el producido por el río Tajo. En nuestro viaje enlazamos el embalse de Zorita con un tramo divagante del río a la altura de Anguix hasta alcanzar la presa del grandioso pantano de Entrepeñas. San muchos los lugares que invitan al baño o al simple paseo por la ribera, demasiados los puntos que anotaras para regresar en verano y disfrutar del agua sin necesidad de viajar hasta la lejana costa marítima. Entre Sacedón y Trillo la ruta bordea el embalse brindando magnificas vistas, pero también bastantes kilómetros de carretera solitaria plagada de curvas y contracurvas de subidas y bajadas de bosques y llanuras que te obligaran a anotarla entre los mejores tramos de la meseta castellana.

Cifuentes es la siguiente referencia y para alcanzar esta también otrora importante población hemos de atravesar el típico paisaje alcarreño. Desde los altozanos se divisan paramos multicolores, campos de espliego y lavanda, de cereales y barbecho, mientras las Tetas de Viana, esos cerros que tanto impresionaron a Cela se erigen turgentes sobre el horizonte. No es necesario tener una imaginación calenturienta pues pocas veces un nombre geográfico define tan claramente el relieve. Mas adelante la autovía solo se toma durante un par de kilómetros antes de continuar por comarcal camino de Sigüenza. Son veintiséis kilómetros para gozar a fondo sobre un impecable asfalto con curvas de todo radio y condición, sin ninguna travesía y con la sorpresa final de la noble villa de Sigüenza recortándose al horizonte. Si saliste temprano y no te entretuviste demasiado por el camino habrás llegado para la hora de la comida a un lugar de gastronomía privilegiada, si ya almorzaste en alguno de los menos de la Alcarria llegaras para el café o la merienda y podrás deleitarte con sus dulces prodigiosos y si ya cae la noche puedes descansar en un castillo legendario. ¿Se puede pedir mas? Pues si, pide una ciudad medieval saturada de rincones que evocan el pasado esplendor de los obispos guerreros y universitarios, pide talleres artesanos, donde encontrar recuerdos que adornaran tu casa para siempre o antigüedades insólitas que te permitan ser propietario de un trocito de la historia de España.

Sigüenza marca el punto más septentrional de nuestro particular viaje a la Alcarria. Mas arriba aun puedes buscar los encantos de Atienza la capital de la Sierra y punto de partida hacia la muy desconocida ruta de la arquitectura negra, pero hacia le sur todavía quedan referencias importantes. Brihuega, Jadraque y Torija son las nuestras justo antes de alcanzar la capital de Guadalajara. Finaliza uno de los muchos posibles viajes a la Alcarria, una comarca que lejos de lo que popularmente se cree, no pertenece solo a Guadalajara ya que tambien se extiende por gran parte de Cuenca, y que tampoco ocupa toda la provincia, pues las comarcas de la Sierra y la Campiña tambien tienen cabida entre sus limites.

La Alcarria esta plagada de carreteras sinuosas, solitarias y sorprendentes, donde trazarse mil rutas distintas con las tres ESES.

 

VOLVER A RUTAS DE ESPAÑA    VOLVER A RUTAS DE CASTILLA LA MANCHA

Gastronomía Guadalajara. Cabrito.

Sin dudar el plato mas representativo de la provincia de Guadalajara, que adquiere muy diferentes sabores en función de la comarca, con las que varia su forma de preparación. Simplemente asado, al estilo serrano, propio de la zona de Atienza, al ali-oli, especialidad de la mas occidental comarca de Molina de Aragón o el que para muchos resulta el mas exquisito que se sirve a las mesas de Cogolludo y Sigüenza. Su toque especial se lo confiere un aliño a base de hierbas aromáticas llamado “breve” y heredado de los romanos. Tomillo, laurel,ajedrea, ajo limo, perejil, pimienta canela y orégano son sus ingredientes. Sigüenza cuenta con especialidades gastronómicas particulares como el codillo con garbanzos y la perdiz escabechada, en tanto que en Jadraque mandan las cabezas asadas. En la zona de la sierra las setas de cardo o los níscalos y los platos de caza, corzo y jabalí, se encuentran en muchos restaurantes y humildes mesones. Puestos a nombrar singularidades culinarias no podemos dejar de citar los cangrejos de río del señorío de Molina que se preparan fritos o en tortilla de colas un bocado exquisito para los mas refinados gastrónomos. Vinos tinos ligeros de Mondejar -Sacedón. Para llevar a casa. Dulces: Melindres de hojaldre, yemas del Doncel de Sigüenza. Embutidos, Atienza. Crta. Aranda km 3.Miel de la Alcarria. Artesanía: Espejos y objetos de bronce y latón, alfombras de nudo turco y español de Sigüenza.Botas de vino Jesús Blanco.

Lugares de interés.

Guadalajara. Antigua Arriaca fundada por los iberos.Importante ciudad durante el Renacimiento bajo el mandato de los duques del Infantado. Su rápido crecimiento moderno como urbe residencial de las proximidades de Madrid, camufla sus atractivos arquitectónicos. Palacio de los Duques del Infantado, gótico s XV. Capilla de Luis de Lucena. ( mudejar ). Panteón de la Duquesa Sevillano. Iglesias de Santa María, Santiago, San Nicolás, San Francisco y La Piedad. Parque de la Concordia. Torres del Alamin y Alvar Fañez de Minaya. Museo provincial.

Cogolludo. La carreteras que surcan el norte y oeste de la provincia de Guadalajara presentan por lo general un escaso mantenimiento con firmes viejos y arrugados. Su nombre le viene de antiguo por lo apiñado o “cogollo” de su caserío. Restos del castillo S-X. Plaza Mayor s-XV, Palacio de los Duques de Medinaceli. Iglesia Parroquial Santa María S-XV. Iglesia renacentista San Pedro.

 Atienza. Orien remoto s-IV antes de J.C. Plaza del Trigo. Iglesia de Santa María del Rey. Iglesia de la Trinidad. Museo de San Gil.Arco de Arrebatacapas. Fortaleza s XI. Fiesta de la Caballada Interés turístico Nacional, domingo de Pentecostés, ochocientos años de antigüedad.

Sigüenza. Catedral ( S-XII-XVI ).Plaza Mayor. Castillo ( Parador Nacional ). Casa del Doncel. Iglesia de San Vicente. Plaza de la Cárcel. Puerta del Hierro. Iglesia de Santiago. Arco del Portal Mayor.Palacio de los Infantes y Episcopal. Iglesias de Nª Sª de los Huertos y Santa María.

Jadraque. Fundación romana.asentamiento árabe y judío, feudo del Cardenal Mendoza. Castillo S-XII.Palacio de los Verdugos. Casa de la Inquisición.

Arquitectura Negra. Al noroeste de la provincia una veintena de pequeños pueblos y aldeas llamados pueblos negros debido a que se construyeron con lajas de pizarra. Desde Cogolludo seguir por Muriel y Tamajón. Campillejo, El Espinar, Campillo de Ranas y Majaelrayo son pueblos puramente negros. Se puede continuar por pista hacia la reserva Nacional de Sonsaz y el Hayedo de Tejeda Negra.

Comparte mi contenido
  • Facebook
  • Twitter
  • Add to favorites
  • Google Bookmarks

Trackbacks/Pingbacks

  1. CASTILLA LA MANCHA | Gustavo Cuervo - 21 marzo, 2012

    […]   GUADALAJARA. Rutas por la comarca de la Alcarria con sus singulares pueblos, la Arquitectura Negra en las montañas norteñas de la provincia o el descubrimiento de castillos y pueblos medievales en las llanuras, son algunos de los recorridos con que sorprende la provincia de Guadalajara. […]

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.