GERONA EN MOTO

Costa Brava 

La Costa Brava es el nombre que toma el litoral gerundense en su totalidad, desde Blanes, en los límites con la provincia de Barcelona hasta el cabo de Creus. A lo largo de esta recortada costa se distinguen claramente varias zonas, si bien todas ofrecen grandes alicientes turísticos, es el tramo Tossas Sant Feliú uno de los más destacables para recorrerlos en motocicleta. El tramo más interesante comienza justo en la salida de Tossa. Estrecho y revirado, sin arcenes y con guardarrailes de madera para no estropear el excelente paisaje, es conocido popularmente como “el año”, pues son exactamente 365 curvas la que se suceden entre Tossa y Sant Feliú. Aunque no muchos sí que hay un par de miradores en los que es altamente recomendable. Cabos abruptos y calas de finas arenas algunas que solo pueden alcanzarse por mar componen con las cristalinas aguas mediterráneas de estas latitudes panoramas inolvidables.

La carretera sube y baja con continuos virajes para salvar los barrancos costeros. Derecha izquierda e izquierda derecha una y otra vez no permiten relajar la atención. Este tamo también es muy recomendable para los que quieran disfrutar de los encantos playeros y lúdicos del Mediterráneo. Lloret de Mar y La Platja de Aro son los centros vacacionales internacionales más populares ofreciendo una notable población de jóvenes extranjeros durante todo el año y por tanto noches muy animadas. Desde Palafruguell la ruta principal se aleja un poco de la costa para pasar por La Bisbal y buscar el norte siguiendo la C-31, pero recomendamos utilizar las carreteras locales para hacer una visita a Pals, Toroella de Mongrí y L´Estarti con las mejores vistas de las Isla Medes. La Escala y en especial las cercanas ruinas de Empuries son otro de los parajes merecedores de parada y visita.

Siguiendo rumbo norte entre la Escala y Roses no hay carreteras pegadas a la costa ya que esta se relaja en llanuras inundadas creando el Parque natural de Aiguamolls de L`Ampurdá en la desembocadura de los ríos Muga y Fluviá. Castello de Empuries y a continuación la población de Empuriabrava que pone el toque moderno. Rosses la mayor urbe del Cabo de Creus con su gran playa e instalaciones hoteleras marca el fin del recorrido llano y de nuevo la montaña para ascender en una bonita carretera GI-614 hacia las ultimas elevaciones donde los Pirineos se encuentran con el mar. El gran cabo de Creus abriga el singular pueblo de Cadaqués. (Carretera sin salida) el más oriental de los pueblos peninsulares hispanos a cuyo entorno se le pueden dedicar alguna jornada. Enclavado en el fondo de una armoniosa bahía y elegido por muchos como el más pintoresco de los pueblos de la costa gerundense. Flanqueado por bellas calas y pequeños cabos de magníficas vistas. De activa vida turística y cultural con numerosos actos, exposiciones y museos es reputado punto de encuentro internacional. El cabo de Creus y Port LLigat con su cala y la casa de Dalí son otros dos puntos para no olvidar.

Rutometro:Tossa de mar –Sant Feliú de Guixols – Palamós- Palafrugell-Pals-Toroella de Montgrí -La Escala-Sant Pere Pescador-Castello de Empuries-Roses-Cadaqués.

La Garrotxa Volcanes y bosques.

Descubrir volcanes escondidos entre espesos bosques, siguiendo carreteras tan solitarias como sinuosas, es una actividad plenamente gratificante en el interior de la provincia de Girona. Cubiertos por espesos bosques de confieras los volcanes de la región de la Garrotxa en el interior gerundense son un excelente atractivo para planificarse un recorrido en moto por uno de los lugares que ofrecen mas alicientes de la Cataluña interior.

Rutómetro: Girona-Banyoles-Porqueres-Besalú-Castelfollit de la Roca-Olot-Coll de Capsacosta-Sant Pau de Segúries-Sant Joan de les Abadesses- Ripoll-Vic-Roda de Ter- Sta. María de Corcó-Sant Esteve d´ En Bas-Olot- Sta. Pau-El Sallent-Mieres-Banyoles Girona 250 Km.

Para empezar la primer escala recomendada es el Lago de Banyoles (Bañolas ) que muestra durante cada estación del año un escenario bien diferente. Grises de neblinas otoñales, profundos verdes veraniegos, multicolores primaveras y azulados inviernos brindan siempre paisajes de ensueño. No resulta extraño que este lago albergue leyendas de dragones y princesas que la tradición popular ha mantenido durante siglos. Besalú es villa medieval como muestra bien a las claras su puente fortificado, fácilmente visible desde la carretera y poco mas adelante Castellfollit, que se asoma a su precipicio formado por columnas basálticas en otro magnifico ejemplo de geología volcánica. Atravesando Olot hacia poniente parten tres carreteras, todas plagadas de curvas, que llevan antes o después a Ripoll, recomendamos la mas retorcida de todas, el Collado de Capsacosta, un tramo de moto / moto. Algo mas de 20 Km. de curvas enlazadas sin descanso a partir de la Vall de Bianya. A continuación la C-26 es mas relajada de trazado pero mas densa en atractivos culturales. San Joan de les Abadesses y Ripoll son referencias básicas en la ruta de los monasterios catalanes. Saliendo de Ripoll hacia el sur en dirección a Vic, la C-17 entra en la provincia de Barcelona siguiendo una bonita carretera que corre paralela el río Ter, las mas de las veces encajada por el desfiladero. Desde Vic de nuevo en dirección norte, la C-153 es una ruta muy sinuosa y poco conocida para regresar a Olot desde donde en dirección este buscamos de nuevo Banyoles pero esta vez atravesando el Parque Natural de la Garrotxa. Un panorama de pura montaña, tapizado por espesos bosques que camuflan los conos de los volcanes. Excursiones senderistas por caminos abiertos en la lava permiten llegar hasta los bordes de los volcanes.

VOLVER A RUTAS DE CATALUÑA    VOLVER A RUTAS DE ESPAÑA

Gastronomía gerundense.Suquet de pescado.

Amplia y exquisita, catalogada entre las mejores cocinas de España. En los fogones gerundenses nacen especialidades gastronómicas merecedoras de los máximos elogios. Hay que notar una clara distinción entre la cocina pirenaica, del interior y la más conocida cocina marinera de la costa. Se hace tan difícil elegir entre ambas, que lo mejor es componerse el menú, a gusto de cada uno, en función de la comarca que se visite. Esta es la carta. Entrantes: Pan con tomate y anchoas de la Escala, embutidos serranos, foie-gras, ahumados, setas, buñuelos de bacalao…Ensaladas: catalana, de habitas tiernas, escalivada, de pescado…Sopas: escudella de pages, bullabesa, de rape, de ajo, tomillo o hierbabuena, con albondiguillas…Verduras: Trinxat, patata y col trinchada,berenjenas, alcachofas… Caracoles: a la llauna, con salsa….Arroz y pasta: rossejat, arroz a al cazuela…. Pescados:Freigenada, Morralla, cría de peix, sardinas calamares corballo, lubina… las anchoas de La Escala presumen de ser las más exquisitas del Mediterráneo……Carnes: Buey a la doba, butifarra, civet de caza,. pato con ocas…

El Suquet de pescado es un guiso a base de patata y tomate sofritos, acompañan a pescados de roca muy mediterráneas como el rape, la dorada etc. Yemas de erizos, anémonas y algas son otros platos recomendados para los que busquen nuevos sabores. Para llevar a casa. Butifarras y patés. El Petit Paradis, Vinos: Denominación origen Ampurdan. Agustí Enesa.C/ Santa Eugenia,7.Artesanía:

Lugares de Interés.

Gerona. De orígenes ibéricos situada en la confluencia de los ríos Ter, Oñar , Güell y Gallinats, la muy noble, muy leal, fidelísima, inmortal y exelentísima ciudad de Girona,como reza en su escudo, es el centro neurálgico de toda la región. En la ribera derecha del Oñar, la ciudad antigua y monumental con la catedral de Santa María, inicialmente románica con una imponente aguja gótica, conserva una serie de monumentos y callejas que hacen del deambular por el centro histórico una experiencia memorable. La muralla con el portal de Sobreportes que da acceso a la Plaza de Santa Llucia donde se encuentra el monasterio benedictino de Sant Pere, es uno de los rincones ineludibles. El Parque de la Devesa con sus plátanos es el pulmón verde, declarado Jardín Histórico Nacional

Castelfullit de la Roca. Elevada sobre columnas de basalto de 500 metros de anchura y 50 de altura, las casas de Castelfullit se asoman a un precipicio sobre el río Fluvia. Esta formación geológica es una clara muestra del origen volcánico de toda la comarca de la Garrotxa, donde las extinguidas lavas han conformado parajes de insólito atractivo. Al llegar la noche la iluminación produce una fantástica visión del conjunto al dar más relieve a las formas perfectamente geométricas de las columnas. La antigua iglesia de Sant Salvador y el museo arqueológico etnológico y de ciencias naturales son sus principales atractivos culturales.Olot y el Parque Natural de la Garrotxa con sus volcanes como el Motsacopa, Monroliver y Garrinada son merecedores de una detenida visita.

Lago de Bañolas. Con 7.760 m. de perímetro, 2.200 de longitud máxima, y 63 m de profundidad máxima, el lago de Bañolas es el más grande de Cataluña. Alimentado por una corriente subterránea y rodeado en su totalidad por una carretera que descubre rincones encantadores, como la iglesia de Porqueras, es cita obligada para competiciones acuáticas durante el verano. Pesca, vela y deportes náuticos a motor tienen sus adeptos incondicionales en este lago gerundense. La ciudad de Bañolas , segunda en importancia de la comarca del Girones, tiene una iglesia gótica de bellos claustros renacentistas, una Plaza Mayor porticada del siglo XIII y la llamada Casa de la Pía Almoina, un magnífico ejemplo de la construcción medieval.

Besalú. La carretera N-260 entre Girona y Olot enlaza una serie de atractivos que provocan al viajero con ganas de disfrutar de los parajes por donde pasa a necesitar más de una mañana en cubrir los escasos 45 km que separan la capital gerundense de la capital comarcal de la Garrotxa. A mitad de camino Besalú declarada conjunto histórico-artístico es una de las poblaciones más antiguas de la península. El hombre primitivo, los celtas que la denominaron Sabeldenun, la tribu ibera de los Castelaunos y posteriormente romanos y árabes dejaron su impronta en la villa. Alcanzó su máximo esplendor a durante el siglo XI con Bernardo III cuando se convirtió en la capital del antiguo condado de Besalú que desarrollo una fundamental intervención en los inicios del Principado de Cataluña, del que paso a formar parte bajo el cetro de Ramón Berenguer III. Desde la misma carretera ya sorprende el puente fortificado, Pont Vell, sobre el río Fluvia que da paso a una ciudad de callejas estrechas puramente medievales que aun en finales del siglo XX siguen conservando un genuino ambiente del medievo. La iglesia parroquial de Sant Vicenç, la abadía de San Pere, que perteneció al monasterio benedictino fundada en el siglo X por el conde y obispo Miró, y la colegiata de Santa María, sobre un promontorio dominando la ciudad, son sus monumentos religioso más destacados. El barrio judío con la sinagoga como principal exponente y el mikwah o lavatorio ritual con su ingenioso sistema para extraer el agua del río, habla también de las diversas culturas que conformaron la población. En los alrededores, el Santuario de Nuestra Señora del Mont, sobre un pico culminante de la sierra del Mort, es un magnifico mirador sobre el Pirineo Oriental, desde el Puigmal hasta el mar( cabo de Creus y golfo de Rosas ) y las comarcas de La Garrotxa, el Ampurdan y el Girones.

Tossa de Mar. Barrio marinero de gran encanto, ruinas de la villa romana , buenas playas y paisajes de costa. El mejor tramo de carretera litoral de la Costa Brava son los 23 km entre Tossa y Sant Feliú. Ambiente internacional, al igual que todas las poblaciones costeras, permanentes centros vacacionales de gran actividad turístico-playera.

Pals. A 8 km de Palafrugell, un pueblo medieval conserva todo el encanto de las pequeñas poblaciones del medievo catalán, con acceso por las carreteras GE-650 que la comunica con Torroella de Montgrí o por la GE- 652, Pals es una diminuta pero interesante aldea. Calles estrechas, murallas, arcos y pasadizos se combinan con algunas ruinas que el tiempo ha tapizado con su manto. El conjunto, de una homogeneidad sorprendente, no ha sufrido atentados urbanísticos respetándose plenamente los modelos de construcción de siglos atrás. En el último decenio un grupo de artesanos atrae con sus obras a los muchos turistas de múltiples nacionalidades que disfrutan en la próxima Costa Brava de unos días de vacaciones. Buenas colecciones de vasijas vidriadas y otros objetos decorativos se asoman a las puertas de casas cargadas de historia. Puede que el mercantilismo o la llegada simultanea de algunos autocares confiera a la villa un bullicio excepcional, pero siempre es fácil perderse por sus muy estrechas y sinuosas callejas en busca del rincón aislado y solitario donde el tiempo parece definitivamente detenido. Al final siempre se encuentra la Torre, desde allí la vista se extiende hacia las llanuras y el mar. Los ríos Ter y Daro buscan su salida al Mediterráneo entre los acantilados de Begur y L´Estartit, las Islas Medes despuntan poco mas allá sobre el azul. Quizá el pequeño tamaño de Pals y la falta de monumentales atractivos, que le marca con la impronta de la aldea, sea su característica más destacada. Las grandes fortalezas de Montgrí y Begur nos hablan del poder de los nobles medievales, Pals con su humilde muralla, la iglesia parroquial y la Torre del sencillo vivir de la Cataluña medieval.

Empuries.

La historia de Cataluña comenzó a construirse en el Alto Ampurdán al fundirse la realidad nativa, con el espíritu comercial de griegos y el afán de conquista de los romanos. Seis siglos antes de J. C. los focenses de Marsella establecieron una escala en la ruta marítima que unía Tartesos con Marsella. Emporión fue en principio, un pequeño puerto enclavado en el islote de San Martín. La población empezó a crecer y cuando decayó el dominio marsellés, Emporión se despega como ciudad autónoma incrementando su comercio con las costas ibéricas. Con el paso de los siglos sucesivas ciudades completarían una de las urbes más importantes de los comienzos de la historia hispana. Junto al núcleo antiguo ( Paleápolis ) se construyo Neápolis, importante ciudad griega que se amuralló y adornó con numerosos templos. Su carácter cosmopolita abre la puerta de entrada a los romanos desembarcando las primeras tropas 218 a. J. C. La ciudad romana que viene a completar Empuries es diez veces superior a la griega. Tanta historia viene al caso, porque si te decides a realizar la visita de las actuales ruinas de Empuries, tendrás que dedicarles un buen rato. En verano dejar casco y botas a buen recaudo para caminar ligero por una enorme extensión de murallas, casas, templos, palacios y mosaicos que se complementan con museos. Lo mejor es elegir entre varios recorridos de distinta longitud y duración el que más se ajuste a cada situación. Ningún aficionado a la historia sale defraudado del impresionante complejo en ruinas de estas tres ciudades superpuestas.

Figueres. Dinámica capital del Alto Ampurdan, nombrada villa Real en 1267 es una vitalista ciudad de bulliciosa actividad. Su principal edificio histórico es el castillo de San Fernando y en el arte religioso la nave gótica de la iglesia de Sant Pere. La rambla de Sara Jordá, con el monumento a Narcís Monturiol y el museo del Ampurdan son puntos a destacar, pero lo que realmente eclipsa todos los atractivos de Figueres y la convierte en cita internacional ineludible es el museo Dalí. El antiguo Teatro Principal fue transformado bajo la dirección del genial artista catalán y muestra una importante colección de su asombrosa obra. Iglesia de San Pedro. Castillo de San Fernando. Museo Dali (atractivo internacional de primera magnitud ). Plaza Gala-Dali. Museo de juguetes, museo del Ampurdan. Centro gastronómico de la cocina catalana .

Roses. Fundación griega siglo IX antes de J.C. Importante centro de vacaciones. Actividades deportivas marinas. Castillo de la Trinitat, Iglesia de Santa María. Muralla de la ciudadela. Proximidades: Castro visigodo. montaña del Puig. La Creu d´en Corbetella. Restaurantes: El Bulli Cala Montjoi ( 6 km de Rosas)

Cadaqués. Pueblo marinero de singular belleza. Gran actividad cultural veraniega. Parajes costeros de gran atractivo. Proximidades: Cabo de Creus. Port Lligat, residencia de Salvador Dali.

 

Carretera de la Costa Brava. GE-682, Tramo.Lloret. Sant Feliu

El mejor tramo de la Costa Brava para disfrutar de una carretera de montaña excepcional. Los 34 km que separan esta poblaciones turísticas con la referencia importante en su centro de Tossa de Mar son una serie de curvas continuas que se dedican a recorrer, atrapadas a medio acantilado, los montes de la sierra que penetran en el mar. Bien conocidas por los quemados catalanes, esta serie de enlazadas en subida y bajada ponen a prueba la capacidad de pilotaje. Bellos miradores panorámicos se suceden por la costa. Buenas calas para darse un remojón. Ocasionalmente trafico lento en períodos estivales. Atención autobuses en curvas ciegas.

Sierra de les Gavarres.  Entre Gerona y Palamós la sierra de les Gavarres tiene tres carreteras locales que llevan a lugares privilegiados. Buenas rutas de montaña para los que busquen rincones aislados. La mas cercana a Gerona entre Quart y Madremanya atraviesa la serranía con el santuario de Nª Sª de Los Ángeles como referencia principal. La GE-664 entre Cassa de la Selva y La Bisbal de Empordá son 23 km de carretera paisajística con muchas curvas. La GE-660 entre la Bisbal y Calogne es una buena alternativa para viajar hacia la playa evitando el paso por Palafrugell. Otro hito importante de la Sierra son los restos arqueológicos de Romanya de la Selva.

VOLVER A RUTAS DE CATALUÑA    VOLVER A RUTAS DE ESPAÑA

 

Comparte mi contenido
  • Facebook
  • Twitter
  • Add to favorites
  • Google Bookmarks

Trackbacks/Pingbacks

  1. CATALUÑA EN MOTO | Gustavo Cuervo - 24 marzo, 2012

    […]  GERONA. La costa Brava es el lugar mas recordado cuando se habla de Gerona, pero tambien al interior los Pirineos despliegan un gran reportorio de carreteras de montaña con muy variadas curvas y paisajes. La gastronomia es otro de los aspectos destacados de la provincia catalana. […]

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.