CASTELLON EN MOTO

 La Plana y la montaña   

Comienza la ruta recomendada saliendo de la capital en dirección norte por la N-340. Esta carretera soporta un gran paso de vehículos, tanto pesados como ligeros por lo que hay que prestar especial atención. No resulta un tramo especialmente interesante, salvo que te salgas de la misma para visitar Oropesa y por su puesto Peñíscola, que siempre justifica el viaje. En todo viaje por el levante español Peñíscola ha de ser incluida entre los lugares obligatorios para visitar. Es perfecto para la parada sencilla, el almuerzo o incluso pasar la noche. Durante el verano la gran afluencia de turistas hace menos atractiva su visita, pero durante el resto del año Peñíscola permite recrearse con calma en el urbanismo medieval de su barrio antiguo amurallado y elevado sobre el mar, su recoleto puerto pesquero o la preciosa playa por la que conviene seguir la ruta para enlazar con Benicarló y poco más adelante Vinaroz. Aquí dejamos la ruta costera y nos adentramos al interior siguiendo la muy buena carretera N-232. Al principio no resulta especialmente atractivo pero a partir de Xert y el cruce con la CV 132, comienza un tramo reamente fantástico. Curvas muy rápidas enlazadas remontan el puerto del Querol camino de Morella. Superado el primer contrafuerte montañoso del Maestrazgo la ruta aun se hace mas revirada, sin dejar de ser territorio favorito para las motos deportivas. Buen asfalto y no mucho tráfico en los días laborables hacen de estos 35 km uno de los mejores tramos de la provincia. Al final Morella erige su caserío fortificado de poderosas murallas y coronado por el castillo. Vengas de donde vengas Morella impresiona por su emplazamiento y demuestra a las claras porque siempre fue plaza fuerte durante todas las guerras con que los siglos castigaron esta región. La más importante de las ciudades del Maestrazgo castellonense es además de referencia básica, un buen lugar para el primer descanso. Es necesario abandonar la ruta y entrar en esta villa medieval atravesando alguna de sus puertas fortificadas para contemplar desde las alturas el abrupto paisaje que la rodea y por donde seguiremos nuestro camino. Tomes la dirección que tomes desde Morella todas las carreteras son muy de moto. Por el norte la vía principal que busca Alcañiz y Zaragoza mantiene la tónica del ya superado puerto del Querol. Antes de salir de la provincia y justo en el puerto de Torre Miro la carretera CV 105 regresa hacia la costa y es una alternativa para los que quieran visitar una de las zonas más desconocidas de la Comunidad. La referencia es Castell de Cabres y La Senia justo en el límite de la provincia de Tarragona. Son casi cuarenta kilómetros de buena carretera estrecha y revirada como gusta a los moteros más exigentes. Otro circuito que se puede realizar con base en Morella es el que utiliza las carreteras CV-14 por Sorita y entrando en Aragón pasando por Aguaviva describe un circulo con las referencias de Más de las Matas, Castellote, Los Alagones y Luco de Bordón

Continuando con la ruta principal desde Morella seguimos la CV-125 en dirección a Cinctorres. Estamos inmersos en el puro paisaje del Maestrazgo. Territorio de montañas agrestes, que si ser de una gran altitud sí que permiten sentir el pequeño tamaño del hombre frente a la naturaleza y comprobar como el tiempo no tiene ninguna prisa en estos parajes alejados del mundanal ruido. Los ríos Cantavieja, Morella y Caldes son con el Bergantes que corren entre sus más amplias barranqueras, los encargados de recoger las múltiples escorrentías que durante la primavera brotan por doquier provenientes de la fusión de las nieves que por esta zona suelen ser frecuentes durante el invierno. Nuestra ruta continúa travesando Cinctorres el magnífico tramo del Portell de Morella y a continuación pasa a la provincia de Teruel por el puerto de las Cabrillas, uno de los más solitarios de toda la Comunidad Valenciana. Tras un tramo de asfalto muy antiguo y “botoso”, unos kilómetros impecables gracias a la estación eólica que alinea sobre la loma sus molinos. La iglesuela del Cid pertenece a Teruel, un pueblo precioso, y Sant Miguel de la Pobla que reparte sus paisajes entre Castellón y la provincia aragonesa. La carretera entra solo momentáneamente en Valencia, tomando la denominación de CV-173 pero vuelve de nuevo a Teruel para atacar el puerto de Mosqueruela. Durante un largo tramo de casi 60 kilómetros hay que rodar fuera de los límites provinciales de Castellón ya que por esta zona limítrofe con Aragón no hay carreteras que viajen en dirección norte sur. Las únicas que atraviesan estos deshabitados parajes siguen el curso de los valles principales y tiene dirección sureste-noroeste. Siguiendo pues la A-1701 se alcanza el puerto de montaña de Linares donde unas estaciones invernales de esquí hablan claramente que en esta zona las nevadas son frecuentes, en ocasiones muy copiosas por su latitud, y estar protegidas de los vientos cálidos de la costa. La carretera que primero se encuentra para volver a Castellón es la CV-175 con la referencia de Puertomigalvo. Una carretera local  que puede encontrarse cerrada por nieves entre los meses de diciembre y marzo, pero salvo para motos trail con ganas de aventura es mucho más recomendable seguir la ruta principal recomendada y pasando por Nogeruelas y Rubielos de Mora regresar a Castellón por la A-232 que se convierte en CV-190 en la Comunidad Valenciana. Zucaina es la referencia y punto de regreso rápido a Castellón siguiendo la misma carretera indicada que ofrece hasta L´Alcora un buen tramo de virajes enlazados, pero nuestra ruta se dedica a continuación a explorar las bellas rutas del entorno del embalse del Arenoso. Primero a lo largo de la CV-195, una ruta paisajística con muchas, muchas curvas hasta las proximidades de Arañuel. Si se te acaba el tiempo desde aquí también se puede regresar a la capital provincial pasando por Onda, pero si aun quieres seguir disfrutando de los muchos alicientes de esta comarca nada como perfilar el embalse por su litoral sur y la CV-20. A mitad del pantano se encuentra la carretera local CV-207 que nada más empezar se bifurca en dos rutas casi paralelas y a cual más interesante en su viaje hacia Villanueva de Viver. La mas norteña sucede una serie de horquillas remontando los 922 metros de altura del puerto de    mientras la segunda, sin acusar tanta pendiente, resulta aun mas revirada pasando por Fuente de la Reina. Ambas confluyen nuevamente cerca de San Agustín y la autovía a-23.  Siguiendo esta nueva vía de gran capacidad que comunica el levante con Aragón pasando por Teruel, se acaba la gran montaña castellonense, aunque si aun quieres mas, se pueden realizar un par de desvíos interesantes. El primero sin salida hacia Cerro Salada, sin salida por asfalto, es la CV 240 que pasa por El Toro y asciende hasta las más altas cimas de la sierra de Javalambre. Con sus 1586 metros de altitud sobre el nivel del mar, este es el puerto de montaña más alto de la Comunidad Valenciana. Tienes la posibilidad de “pellizcando” la provincia de Teruel volver a la provincia de Valencia por una pista de tierra sencilla y practicable para motos de turismo siempre que las condiciones sean buenas, no sea invierno o el piso este mojado.

De nuevo en la ruta principal Segorbe ofrece notables edificios civiles y religiosos, lo que la convierte en escala básica para los que gusten del turismo cultural. Aquí volvemos a dejar la “aburrida “autovía para buscar una nueva montaña, en esta ocasión la Sierra de Espadá por medio de la CV-200. Ain, a continuación Eslida y después su puerto de montaña por la CV-219 harán las delicias de los que busquen un nutrido repertorio de curvas apretadas y en pendiente. En el descenso y al entroncarse con la CV-230 se continúa por un bello paisaje camino de La Vall de Uxo y sus afamadas grutas de San José. Esta población pone el punto final al tramo revirado, pues de aquí a la capital la comarca de la Plana, como su nombre indica, resulta llana y carece de interés moto-turístico. Solo las grandes ciudades de Burriana y Villareal, que forman parte del conglomerado urbano y fabril de Castellón, restan para concluir esta ruta completa por la provincia.      

 RUTOMETRO Castellón-Benicasim-Oropesa-Peñíscola-Benicarló-Vinaróz-Morella–Cinctorres-La Iglesuela del Cid-Sant Miguel de la Pobla-Mosqueruela-Puertomingalvo-La Masada-Zucaina-Los Calpes-Villanueva de Viver-Barraca-Jerica-Segorbe –Vall de Uxo-Burriana-Villareal-Castellón.Total 390 Km.

VOLVER A RUTAS DE ESPAÑA   VOLVER A RUTAS DE LA COMUNIDAD VALENCIA

Gastronomía castellonense.

Dos cocinas bien diferenciadas componen la gastronomía castellonense; en la franja costera se imponen los platos marineros con el marisco y el arroz como principales ingredientes. Entre los primeros dátiles de mar, gambas, cigalas y almejas. Los pescados más apreciados son los salmonetes, sepias y calamares. De la combinación de arroz y pescados mas el añadido de productos de la huerta surgen platos tan apetitosos como el arroz con bacalao, el arroz con alubias y el “empedrat”, con tomate, bacalao y un empedrado de judías blancas.

Al interior siguiendo rutas muy retorcidas y sinuosas se extiende el Maestrazgo, con Morella como punto neurálgico. Aqui  se encuentra una gastronomía mucho más recia. Sopa de flan, cabrito al horno, “tombet” ( carne de cordero y caracoles blancos con una salsa a base de ajo, guindilla aceite y coñac trufado), carne mechada, cabezas de cordero, lomo en adobo y un amplio repertorio de platos contundentes. La trufa es el diamante de la cocina comarcal. El Maestrazgo es también tierra de buenos jamones y cecinas y el singular queso de Tronchón. Para llevar a casa: Artesanía: Cerámica: Pueblos de Onda, Alcora y Ribesalbes.

Lugares de interés.

 Castellón.  La más septentrional de las tres provincias de la Comunidad Valenciana ha experimentado un gran crecimiento económico y demográfico en las ultimas décadas. El turismo predomina en la zona litoral, promocionándose bajo el nombre de “Costa de Azahar”. Catedral de Santa María, Ayuntamiento. Convento de Capuchinas, Museos de Artesanía, Arqueología y Etnológico.

Benicasim. Magnificas playas. Antigua población marinera “hijos de Casim”,de origen árabe. Proximidades Desierto de las Palmas magnifica carretera de montaña, desde cuya cima se distinguen las islas Columbretes.

Oropesa. Se asienta en la falda de una colina. Acogedora villa, con dos magnificas playas, la de La Concha y Morro de Gos. Al final de la primera larga y curvada playa se encuentra el faro y la Torre del Rey. Albufera, con pesca y caza.

Peñiscola. Precioso pueblo, edificado sobre una aislada y escarpada roca, completamente rodeada de mar, sin otra unión a la tierra que una larga lengua de arena. Villa amurallada culminada por el castillo. Refugio desde 1412 a 1422 Don Pedro de Luna, elegido Papa en Aviñón como Benedicto XIII ( Papa Luna).

Morella. Ocupa un asombroso emplazamiento, rodeado por un cinturón de murallas, jalonado de torreones. Conjunto Histórico-monumental. Por encima de la ciudad, se yergue su imponente Castillo que fue morada del Cid Campeador. Iglesia Arciprestal. Calles tortuosas y empinadas.

Comparte mi contenido
  • Facebook
  • Twitter
  • Add to favorites
  • Google Bookmarks

Trackbacks/Pingbacks

  1. COMUNIDAD VALENCIANA | Gustavo Cuervo - 13 marzo, 2012

    […] CASTELLON . La más norteña de las provincias levantinas ofrece carreteras de montaña muy solitarias y desconocidas , ideales para los que gusten del moto-turismo mas explorador. […]

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.