CACERES

EXTREMADURA VERDE

LA VERA ( CACERES )

En la vertiente  de la gran sierra de Gredos, la comarca de la Vera cacereña resulta  siempre sorprendente.

Esta comarca de singular orografía y clima excepcional como demuestran sus cultivos semi-tropicales como el tabaco, la convierten en una región privilegiada para el moto-turismo por la cantidad y variedad de alicientes que se pueden disfrutar en cualquier época del año. Fantásticas y solitarias carreteras de montaña en buen estado de firme, un rosario de pueblos saturados de encantadores rincones que harán las delicias de los que viajen sin prisa, una notable y variada oferta hotelera y además una variada gastronomía. ¿ se puede pedir mas ?. Pues si pidamos una naturaleza de altos vuelos, con el pico mas elevado del centro peninsular ( Almanzor  2.592 m) una escasa población y un creciente numero de empresas especializadas en ecoturismo abiertas durante todo el año. Esta es la sorprendente Extremadura verde, que además se mantiene así siempre,  pues el salto climático entre las diferentes estaciones no es tan acusado como en las otras comarcas que la rodean.  Iniciamos nuestra ruta en Navalmoral de la Mata, gran población de referencia situada sobre la A-5 que sirve de punto de partida. Rutómetro: Navalmoral de la Mata-Talayuela-Madrigal de la Vera- Villanueva de la Vera-Valverde de la Vera-Viandar de la Vera-Losar de la Vera-Jarandilla de la Vera-Aldeanueva de la Vera-Cuacos de Yuste-Monasterio de Yuste-Garganta La Olla-Puerto del Piornal-Piornal-Cabrero-Barrado-Arroyomolinos-Pasarón de la Vera-Jaraiz de la Vera.180 Km.

Partiendo de Navalmoral por la EX 119 en dirección norte y una vez superada Talayuela y cruzado el río Tietar lo mejor es tomar una carretera local hacia levante que corre paralela al río por su margen derecha en dirección al embalse de Rosarito. Este tramo permite disfrutar del paisaje del amplio valle del Tietar, que recoge todos los desaguaderos que vienen desde el norte donde se levantan la altas cumbres de  Gredos marcando el limite de Extremadura y Castilla la Mancha con Castilla León. Justo en el límite con las provincias de Ávila y Toledo la EX 384 gira al norte para comenzar con La Vera por su primer pueblo del oriente; Madrigal. La carretera  EX 203 será a partir de aquí nuestra guía  pues siguiéndola hacia poniente se enlazan todas la poblaciones veratanas. Uno tras otro todos los pueblos ofrecen atractivos magníficos. Difícil resulta por tanto destacar un pueblo sobre otro pues todos atrapan al viajero con una arquitectura singular y exclusiva  donde la madera y la piedra, las balconadas, los soportales y las calles empedradas, por las que discurren los regatos seducen al viajero. Lo mejor siempre es decidirse por abandonar la carretera principal que atraviesa todas los pueblos y siguiendo las indicaciones de centro urbano penetrar hasta el corazón histórico. Plazuelas llenas de tipismo, dominadas por fuentes de las que brotan permanentemente cristalinas aguas, habitantes que siguen el ritmo tranquilo de la vida rural inalterada, mesones de los que brotan sugerentes aromas….. Importante prestar atención al circular con la moto pues algunas callejas se estrechan y empinan haciendo en ocasiones obligatoria una complicada maniobra, especialmente a las grandes motocicletas turísticas. Jarandilla es referencia fundamental de esta ruta, su castillo de los Condes de Oropesa (S-XVI),  convertido en Parador de turismo, muestra uno de los patios interiores de doble arcada mas encantadores y armoniosos de la región. Poco mas adelante Cuacos de Yuste, conserva su arquitectura y trazado igual que hace siglos. Aquí aun resuenan las voces de Jeromín, llamado a ser grande de España y que se crió en estas callejas,  aun se puede gozar de la calma pueblerina y la paz del campo.  Dejando la carretera principal por una sinuosa ruta ( EX 391) que penetra en el bosque se accede al Monasterio de Yuste, lugar elegido por el emperador Carlos I de España como retiro. Este es el relajado escenario que el emperador más poderoso del Mundo de la Alta Edad eligió para morir, un paisaje completamente alejado de las grandes guerras de religión europeas de las conquistas de amplios y ricos territorios y de las incesantes intrigas reales. Justo frente al monasterio, una estrecha carretera lleva hasta Garganta la Olla, donde comienza la ascensión al puerto del Piornal. Paisajes naturales inalterados los que atraviesa esta retorcida ruta que descubre de cuando en vez magnificas vistas y en la que hay que prestar una atención especial a los rebaños de a veces utilizan el asfalto para su desplazamiento. A mitad de descenso hacia el valle del Jerte, que como atractivo añadido brinda en primavera el fantástico espectáculo de los cerezos en flor, un desvío lleva hasta Cabrero por donde descendemos de nuevo hacia la Vera siguiendo la EX 213. Pasarón de la Vera y por ultimo Jaraiz que pone punto final a una ruta corta en kilómetros, pero densa en atractivos naturales y culturales.                   

 

Comparte mi contenido
  • Facebook
  • Twitter
  • Add to favorites
  • Google Bookmarks

No comments yet.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.