BMW S 1000 R. Lobo con piel de cordero.

Enlazas marchas una tras otra mientras el avisador parpadea y te sientes seguro con un aplomo magnifico que proporcionan sus excelentes suspensiones que se autoregulan en función del modo de entrega de potencia.

Los cambios vienen acompañados de un instantáneo silencio y una vuelta al aullido feroz. Emociona.

A la hora de parar los frenos también disponen de lo ultimo en tecnología electrónicael Race-ABS que varía la presión, la relación de la frenada combinada, y el efecto anti-levantamiento de la rueda trasera con la prioridad y objetivo de mantener la estabilidad en frenada. El sistema también distingue entre los modos Rain y Dynamic mientras que en Dynamic Pro no hay ABS en el tren trasero, ni frenada integral. En este modo Pro eres tu el que debe tener el control total, lo que la verdad queda al alcance de pocos pilotos, pues con las asistencias electrónicas en modo de motor Dynamic sus limites están bastante mas allá de lo que suele hacer cualquier piloto experto.

Cuando llegas a un tramo urbano o una autovía de velocidad para no pasarte si darte ni cuenta, gracias a la gran seguridad que proporciona esta moto a altas velocidades, lo mejor es utilizar el control de crucero de la piña izquierda que funciona igual que en una BMW turística preciso y sencillo.

En resumen

Una deportiva de calle que es realmente un lobo con piel de cordero. Chasis, motor, suspensiones y frenos del mas alto nivel con las ultimas tecnologías electrónicas de ayuda. Una moto para disfrutar en curvas, pero fácilmente utilizable como una moto normal. Sin duda una reina entre las Streetfighters.

Comparte mi contenido
  • Facebook
  • Twitter
  • Add to favorites
  • Google Bookmarks

Tags:

No comments yet.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.