Entrevista a José María Riaño.

El Secretario General de ANESDOR nos habla del Salon Vive la Moto y el mercado de la moto en España.

Riaño: “La zona de exposición, las actividades y la agenda para profesionales son parte de las claves del éxito del Salón Internacional de la Moto de Madrid”

El Salón Internacional de la Moto de Madrid que organiza IFEMA KANDO, y promueve ANESDOR,  afronta su edición más ambiciosa con una previsión de crecimiento del 40% de la superficie en un año en el que la previsión del mercado es mantener la tendencia alcista.

¿Qué balance hacen del 2019?

El balance del 2019 es muy positivo por el crecimiento grande a dos dígitos que ha tenido el sector y que incrementa todavía más la tendencia alcista que arrastrábamos este año. Pero lo más destacable diría yo es ese crecimiento del 12%, contrastado con un entorno de automoción donde los coches han registrado desgraciadamente una caída del 4,8%. Sin embargo la moto se comporta muy positivamente. En el conjunto del sector, las motocicletas crecen el 11% mientras que los ciclomotores, aunque son una parte minoritaria, suben un 23% en el año. Representa un crecimiento fortísimo, resurge el ciclomotor y todo esto se enmarca en un entorno de transformación de la movilidad. Empezamos a detectar cambios en los consumidores en cuanto a la movilidad, en cuanto a los vehículos y parece que la moto cobra fuerza en los medios de transporte.

¿El crecimiento del ciclomotor viene dado por la matriculación de eléctricas?

Sí, la verdad es que sí. En el caso del ciclomotor la parte eléctrica tiene mucha importancia hasta el punto que supone casi el 30%. El eléctrico este año ha sido un 28,9 % del total de los ciclomotores vendidos. Tiene mucho peso por el fenómeno de motosharing por un lado y por otro lado por lo que son flotas de empresa, el reparto de última milla y el tema de comida a domicilio. Se está resolviendo en gran medida con flotas de ciclomotores y en gran medida con flotas de ciclomotores eléctricos. Esto es así, en el ciclomotor el canal de alquiler tiene un peso específico del 20% y el de empresa un 17%, osea que sí, el ciclomotor tiene muchísimo peso el eléctrico y muchísimo peso estos canales específicos de alquiler y empresa.

¿Qué previsión tienen para 2020?

El sector confía en volver a superar esa barrera de las 200.000 unidades en 2020 creciendo un 3%. Un crecimiento más moderado, pero que contribuirá a reafirmar a la moto como una alternativa de transporte cada vez más utilizada por los ciudadanos. Va a ser un entorno muy positivo y además condicionado también por un cambio normativo, con la entrada en vigor de Euro5. Ya no podemos fabricar modelos nuevos que no sean Euro 5. Pero es que el 1 de enero de 2021 ya no podremos matricular Euro4, por tanto el 31 de diciembre de 2020 vamos atener que liquidar todas las Euro4. Todo este sobresfuerzo de liquidación de stocks a final de año va a ser lo que se conoce como el efecto fin de serie. Este cambio normativo prevemos que va aumentar todavía más la tendencia positiva que tenga el mercado.

¿Qué papel juega o debería jugar la moto en la transformación de la movilidad que estamos viviendo en estos días?

En cuanto al papel que juega lo estamos viendo en los datos que comentamos a cierre de año. Lo que está claro es que los ciudadanos le dan un papel más importante en la nueva situación. Y es que debería ser un papel creciente también en lo teórico, me refiero a que los retos de la movilidad sostenible en cuanto a mayor densidad de tráfico, más gente haciendo más desplazamientos. La moto tiene todas las ventajas como que ocupa menos espacio y es un vehículo muy versátil. Ocupando muy poco espacio te ofrece un rango de distancia urbanas e interurbanas en el área metropolitana que resuelve muy bien las necesidades de la gente. En términos de movilidad uno de los grandes retos es la falta de espacio y otro el tema medioambiental por completar ese término de movilidad sostenible.

¿Y la moto eléctrica?

La moto eléctrica está más generalizada que otros vehículos eléctricos. El 6% de matriculaciones de motos son eléctricas mientras que los coches apenas alcanzan el 1%. Pero es que las motos convencionales también son vehículos muy eficientes en términos ambientales en términos de CO2 en contaminación y de dióxidos de carbono o NOX en partículas por términos de salud pública. Las motos, vehículos pequeños de poco peso, con consumos muy contenidos, tienen menor impacto ambiental y responden bien al reto ambiental. Por tanto el papel que debería jugar la moto en la transformación de la movilidad en teoría debería ser un papel creciente y cada vez más presente en las ciudades. Los datos de este pasado 2019 ya lo evidencian así, que efectivamente esta es la respuesta que tienen los ciudadanos.  

Hablemos del Salón Internacional de la Moto de Madrid ¿Cómo encaran esta nueva edición?

Con muchísima ilusión, porque es la edición más grande de la feria que hemos tenido del Salón Internacional de la Moto de Madrid. El salón crece un 40% en superficie tanto en la parte expositiva como en la parte de actividades. Sí, con toda la ilusión aunque no te oculto también  con un poquito de nervios por el reto que supone todo ese crecimiento.

¿Cuál es la fórmula del éxito del Salón?

Yo creo que es la cercanía al cliente y que es un evento que está plenamente orientado al visitante. Además de la parte de la feria tradicional con la exposición de los nuevos modelos y la posibilidad de tener reunidos a todas las principales marcas con su oferta actual. Esta parte de feria tradicional se complementa con una grandísima oferta de actividades, tanto de exhibiciones como sobre todo de  actividades de probar y de tocar, y de experiencias que puede tener el visitante alrededor de la moto. Una vez más el Salón va a ofrecer la posibilidad de probar vehículos en recorridos externos y esperamos que haya más de 300 modelos diferentes que la gente va a poder probar. Pero es que además de probar motos tradicionales también van a tener la oportunidad de  probar motos eléctricas o van a poder probar motos en situación de frenada extrema, en suma un montón de actividades alrededor de la moto. Por tanto, la fórmula del éxito yo creo que es esta: un abanico de actividades que te permiten tocar y vivir la moto más allá de lo que es una feria tradicional. Definitivamente, la zona expositiva, las actividades y la agenda para profesionales son las claves del éxito de Vive la Moto”

Más allá de las pruebas, ¿las propuestas en formación y en seguridad son una piedra angular del salón?

Efectivamente, yo creo que cualquiera que usa la moto quiere utilizarla con tranquilidad de manera que los consejos de seguridad y cómo disfrutar de tu moto sin ponerte en peligro es una de las grandes temáticas.

¿Y los viajes?

También tocamos otros ámbitos relacionados con la seguridad pero también mezclados con todo lo que puedes necesitar alrededor de un viaje en moto, porque tenemos una zona de moto turismo donde diferentes viajeros te explican sus experiencias, y sus trucos a la hora de realizar un viaje con tu moto. También vamos a ofrecer diferentes talleres prácticos que tocan el tema de la seguridad pero que también se podría decir de un aspecto más técnico o práctico de como manejar las suspensiones, de como cargar tu moto en un viaje. Diferentes talleres temáticos orientados a cosas muy prácticas que te pueden venir  bien en el uso que haces de tu moto.

¿Qué podemos encontrar en movilidad eléctrica?

En movilidad eléctrica tendremos toda la oferta disponible actualmente, que cada vez es más importante. Pero sobre todo la posibilidad de probar. Me explico, no todo el mundo ha tenido la oportunidad de sentir lo que es la sensación de ir en un vehículo que no hace el ruido de un motor, que tiene solo un ruido de un rodamiento, o la aceleración, la sensación que supone un motor eléctrico que aporta un par continuo. Creo que alrededor del vehículo eléctrico lo principal es poder probarlo y poder experimentar esa sensación.

¿Qué papel juegan los profesionales del sector en el salón?

Para nosotros toda la parte profesional constituye el tercero de los pilares del Salón. Hablábamos de la exposición, de todas las actividades para los visitantes y toda la parte profesional e institucional, que constituye para nosotros el tercer eje sobre el que se sustenta este evento. Durante esa semana, el Salón Internacional de la Moto de Madrid representa la comunión de todos los profesionales del sector en España, para ellos preparamos una agenda de distintas reuniones temáticas que nutre también de actividad a todos esos profesionales. Tenemos preparados distintos eventos de los temas de interés del sector en la actualidad, como puede ser la movilidad, el medio ambiente, y distintas reuniones institucionales con la administración, que transcurrirán en esa semana en IFEMA.

¿El marco de IFEMA supone un valor añadido?

Sin duda. A la hora de celebrar un evento en Madrid, el marco por excelencia creo que es IFEMA. Tanto por su experiencia  y know how como organizador ferial, como por su reconocimiento y por el alcance de sus instalaciones. No podemos pensar en otro mejor que Ifema, por su recinto, por sus facilidades de acceso, de transporte público, por la comodidad para los visitantes y por la amplitud que nos ofrece para poder abordar también este grandísimo crecimiento que hablaba al principio. Quiero destacar también la notable implicación de IFEMA en el Salón Vive la Moto y el apoyo constante de su extraordinario equipo de profesionales en la organización del evento.

¿Por qué la alternancia de Madrid y Barcelona?

Porque son las dos grandes plazas de referencia para el mercado de la moto en España y porque tienen cada una su propia personalidad y sus particularidades. Por un lado Barcelona podríamos decir que es la capital europea de la moto en el sentido de que ninguna ciudad en Europa tiene mayor número de motos por habitante, la moto está muy arraigada a la cultura de Barcelona y en ese sentido es el ejemplo de mercado maduro por excelencia. Una de  cada cuatro motos en España se vende en Cataluña y el salón tiene que estar también en la ciudad de Barcelona.

¿Y Madrid?

Por otro lado esa madurez le da menor potencial de crecimiento, un potencial de crecimiento que sí es muy evidente en una plaza como Madrid. Madrid también es muy importante, supone el 20% del mercado y como digo es la ciudad que presenta un mayor potencial de crecimiento en toda esta transformación de la movilidad. Por esa razón también ante ese crecimiento y ese boom de la moto en la Capital hay que estar en Madrid. Por eso para nosotros la mejor función es la alternancia entre Madrid y Barcelona con un mismo tipo de evento en el que año a año sea en Madrid o sea en Barcelona, el visitante sabe lo que va a encontrar.

Comparte mi contenido
  • Facebook
  • Twitter
  • Add to favorites
  • Google Bookmarks

Tags:

No comments yet.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.