TRANSMITIENDO VALORES A LOS NIÑOS

El pasado 4 de Octubre tuve el placer de impartir varias charlas multimedia a los alumnos del colegio CEIP LOS OLIVOS en Cabanillas del Campo (Guadalajara). Invitado por el profesorado del Centro, encabezado por la directora, Ana Sanz, estuve dando una “singular clase magistral” a los colegiales de los cursos primero a sexto de Educación Primaria. Charlas ilustradas con fotografías de mis viajes en moto por los cinco Continentes. Mi libro, Sin fronteras y otros relatos, fue el causante de la invitación. Durante algunas semanas previas a la cita, varios de sus capítulos fueron leídos en las clases para que los alumnos realizaran trabajos sobre los mismos,lo que provocó una gran participación. Me sorprendió y agradó en extremo encontrarme con todo un mural de cartas escritas, en mi nombre, desde los lugares más singulares del planeta a mi familia o amigos, en las que contaba mis experiencias con la mirada inocente de los niños. Dibujos, y escritos realmente emocionantes, llenando todo un mural del colegio. Pero niños y “profes” no me tenían a mi solo como “motero ejemplar”. En otro de los pasillos el rincón de Angel Nieto, su  ( nuestro) más entrañable campeón y otro mural denominado: Mis primeros ídolos, con posters de los grandes pilotos de moto españoles de varias especialidades de las pasadas décadas. Un colegio que ve la moto y sus gentes como algo destacable por sus valores.

En la clase les hablé de la curiosidad y humanidad que debe tener todo viajero. También quise fomentar el conocimiento de otras geografías y culturas; haciendo del viaje algo hacia adentro y hacia afuera, haciéndose preguntas y buscando respuestas, creando aficiones positivas, incentivando el afán de superación ante los retos que tendrán que afrontar en su vida, al igual que sucede en todo viaje de aventura y la importancia de tener cierto dominio del inglés como idioma universal para comunicarse. Actitudes que, como muy bien dice la directora hay que fomentar y estimular a estas edades.

Firmé cientos de autógrafos, y respondí a decenas de preguntas, a veces tan ingenuas como inteligentes de los chavales, una experiencia memorable que espero les sirva para desarrollar el gusto por el viaje, la moto y la comprensión de las culturas y los paisajes. Ojala alguno de estos niños llegue a ser un gran explorador espacial, un gran piloto de motocicletas o aun algo mucho más importante, que todos lleguen a ser anónimos hombres y mujeres de bien, ese mi mejor deseo. Gracias pequeños amigos.

Agradezco la colaboración prestada para el evento por BMW Motorrad España con la cesión de una motocicleta BMW K-1600 GT que fue la gran estrella de la reunión en el patio del colegio,gracias a sus últimas tecnologías tan del agrado de las nuevas generaciones.[nggallery id=41]

Comparte mi contenido
  • Facebook
  • Twitter
  • Add to favorites
  • Google Bookmarks

No comments yet.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.