Media Iberia en la mochila IV. Asturias, Cantabria y Euskadi

Oviedo--catedral-(1)Una de las mejores cosas de la moto es que se hacen muchos amigos por todo el mundo. La solidaridad motociclista es universal, y no es un mito, te lo aseguro. Personalmente he conocido a gentes de culturas muy diferentes a la nuestra como pueden ser los budistas del Tíbet o los animistas de África central y todo aquel que se mueve en moto se convierte, por solo este motivo, en una persona de confianza. Parecerá mentira pero es cierto, no hay grandes barreras de idioma, raza, o religión, todo el que se mueve en moto tiene una hermandad con cualquier viajero en moto. Sera porque aunque todos entendamos la vida de modo muy diferente compartimos algo único que es la pasión por la moto, independientemente del tipo de motocicleta y si esta es utilizada como un vehículo de transporte o como un vehículo de ocio. Lo cierto es que con Fernando Rodríguez no hay ninguna barrera cultural. El es asturiano, como mis abuelos, gente sana y voluntariosa, abierta y con ganas de enseñar su tierra a los visitantes. Yo presumo de conocer bastante bien el Principado, pero siempre viene bien dejarse sorprender, y llevar por los nativos, así que Fernando sobre su GS 1200 Adventure nos acompaño la jornada siguiente durante gran parte del camino.  Lo primero fue completar la Y asturiana con la visita de Oviedo. La Vetusta de Leopoldo Alas “Clarín” ofrece un magnifico barrio antiguo en torno a su catedral, bien conservado y mimado por los ovetenses y que no podíamos perdernos.  Mirador-fito--(2)      

Ya en marcha directos a la capital de la sidra. Villaviciosa. Resulta curioso que nada tenga que ver la sidra más conocida internacionalmente, la dulce y gasificada, muy apreciada en Suramérica con la sidra tradicional asturiana, mucho más “pura” y apenas conocida allende los límites del Principado. Después hacia un puerto de montaña realmente bello. El Fito. Subiendo desde la costa la carretera serpentea entre el bosque dejando a la espalda el océano. Tras un par de amplias horquillas aparece el puerto. Hay que parar. Estacionar la moto y subir caminando al mirador desde el que se tiene una extensa panorámica de 360º. Hacia el sur los Picos de Europa se encrespan llenando todo el horizonte,  hacia el norte es el mar Cantábrico y la recortada costa astur la que llena la visión.

Covadonga

 Al este y oeste el verde vegetal satura las retinas. Es sin duda una buena síntesis de Asturias. Mar, montaña y verde permanente. La Triumph Tiger Explorer  disfruta por estas carreteras, su tercera velocidad es una delicia para rodar sin tener que preocuparte de andar jugando con el cambio, sirve para subir y bajar entre curvas enlazadas y solo en las horquillas más cerradas deberás poner segunda, primera si te lo tomas con mucha calma y no estás completamente seguro, pero a poco que tengas la moto por la mano no te será necesario mover tu pie izquierdo arriba y abajo continuamente… a menos que te guste claro.

La cuna de la Reconquista.

La bajada del Fito te deja en Arriondas, lugar de salida de la famosa competición del descenso del Sella en piragüa.

Lago-Enol

Aprovecho a decir que aunque no seas nada aficionado a las canoas hacer este descenso en plan turístico en cualquier momento del verano es de las mejores experiencias en la naturaleza que puedes vivir en el Principado. De Arriondas a un lugar de referencia en la historia y cultura de España, Covadonga. Leyenda y realidad se mezclan en este lugar de abrupta naturaleza. Dicen que desde aquí el rey cristiano Don Pelayo comenzó la reconquista lo que aprovechan los astures para sacar pecho y pronunciar una singular frase. “Asturias es España, lo demás tierra reconquistada”. El caso es que, seas creyente o no la visita de la ermita de la virgen de Covadonga es imperdonable o cuando menos de la gruta desde la misma carretera de acceso. Un lugar que parece diseñado con todos los elementos que uniría en un cuadro un pintor paisajista religioso.

el Habana Llanes

 

 Montaña, gruta, y cascada entre un verdor intenso. Claro que todo este verdor se alimenta con agua de lluvia y nos toco lo normal por estos lares, lluvia continua y una niebla que nos impidió subir hasta los más espectaculares lagos glaciares de la península ibérica. Los lagos Enol y Ercina estaban aquel día envueltos en una densa niebla. Nos es la primera vez que con amigos que nunca estuvieron aquí tenemos que renunciar a subir hasta los lagos, la niebla y la lluvia guardan celosamente sus secretos, así que, si cuando llegas no puedes ascender por la serpenteante y espectacular ruta, no te des por vencido. Regresa en otra ocasión hasta que la naturaleza de los Picos de Europa te deje alcanzar uno de sus más renombrados paisajes.Llanes-Ibarrola


Rumbo este y Cantabria se puede viajar por la autovía del cantábrico, bastante amena para ser una autovía o mucho mejor por el entramado de carreteras locales que entre el mar y la montaña surcan el occidente astur. Nuestra siguiente escala era el pequeño hotel rural  de mi amigo Sirio y su esposa, fanáticos de los viajes y las aventuras por todo el mundo que tiene aquí un rincón delicioso recomendable para todos aquellos que busquen un pequeño alojamiento con mucho encanto, el Habana.  Llánes, antiguo pueblo pesquero entre cuyos rincones se oyen aun las historias de sus legendarios pescadores de ballena con arpones con su escultórico rompeolas pintado por el genial Ibarrola y sobre todo para mí la pequeña aldea de Barro, son de esos lugares costeros que no te debes perder.

Cantabria InfinitaSantillana del Mar 2

Con este lema se promociono la comunidad autónoma de Cantabria y la verdad que no le falta razón. En el interior la cornisa cantábrica se encrespa dejando entre sus valles y puertos un gran número de carreteras sinuosas, retorcidas, espectaculares. En la costa se suceden los pueblos con encanto y se hace difícil elegir, pero como hay que hacerlo nos quedamos con Santillana del Mar, una delicia de pueblo bien conservado y aunque masificado pro el turismo al estar peatonalizado en su práctica totalidad permite recrearse con las construcciones de un pueblo típico catabro. Lo mejor es hacer la visita a primera hora de la mañana, cuando los autocares de turistas aun no han descargado sus viajeros y así poder gozar de la tranquilidad de una villa realmente excepcional. La otra elección es la capital, Santander. Santillana-del-MarNo se puede pasar por Cantabria sin asomarse al menos a disfrutar del palacio de la Magdalena, (últimamente mas conocido por los televidentes como el Gran Hotel de la serie de televisión) Este palacio alberga la universidad de verano y solo con una vuelta por sus jardines donde encontraras unas reproducciones de algunas de las naves más importantes en el desarrollo de la navegación universal, incluso un pequeño zoo, es absolutamente recomendable. Desde esta península se tienen vistas tanto de la bahía de Santander con su abrigado puerto como de la playa del Sardinero y su entorno residencial.

Laredo con su inmensa playa, o   son otros lugares cántabros que llaman la atención, pero hay que seguir por la autovía del cantábrico por que si te dejas atrapar por todo lo imperdonable no llegaras nunca y aun queda mucho camino hasta Barcelona. Se acaba Cantabria y empieza el país vasco.Esukadi, famoso entre otras muchas cosas por sus lluvias y no nos íbamos a librar. Casi en el mismo lugar donde el cartel señala la entrada en Euskadi comienza la fuerte lluvia. Y poco más adelante un cartel luminoso anuncia algo preocupante. Granizo. Bilbao Guggenheim

Paramos nos ponemos los trajes de agua pues por el color del cielo esto es mucho más que una tormenta de primavera, más bien se parece a uno de esos frentes que riegan Vizcaya, y Guipúzcoa durante varios días seguidos.  Efectivamente el panel tenía razón y aunque nos libramos de que nos cayera directamente sobre nuestras cabezas, la granizada pasando por Zarauzt fue de las que salen en la portada de los periódicos del siguiente día. Los arcenes completamente blancos llenos de gordas olas de granizo y frio intenso, pero seguimos avanzando hasta el destino de la jornada San Sebastián. La Explorer cubre bien a su piloto son la pantalla en su  posición más alta, y los guardamanos tipo enduro. Bilbao-Gugemheim-moto-(8)En mi caso al portar además bolsa de depósito ( que tuve que cubrir con su funda para proteger las cámaras fotográficas )  y encajado en la posición de conducción te sientes bien protegido de las inclemencias, aunque eso si echando de menos los puños calefactables que serian de esas cosas que yo pondría de serie ya en cualquier moto moderna de largo alcance, mucho más en el caso de la Explorer que dispone de un alternador con potencia más que sobrada para alimentar estos ya “necesarios “ accesorios.   

Bilbao, modernismo y tradición. 

Bilbao fue una de las ciudades españolas que vivió una notable evolución durante el siglo XX. El desarrollo de la industria pesada hizo crecer la ciudad desde principios de siglo y la convirtió en una urbe industrial, contaminada, renegrida con los humos de sus factorías, con una ría que apenas era un reguero al que todos salvo los barcos mercantes querían poco menos que olvidar. Bilbao-gougenheim-2Una ciudad conde convivía una poderosa clase dirigente minoritaria con una notable población trabajadora concentrada en populosos barrios. Un siglo da para mucho y también para ver crecer la industria, desarrollarse y casi desaparecer como sucedió en Bilbao. Las nuevas ideas sobre las ciudades y su habitabilidad hicieron volver la vista hacia la ría de Bilbao y con el desmantelamiento de muchas fábricas asomadas a sus aguas fue la hora de integrar este curso fluvial en el entorno urbano, de llenarlo de parques litorales y completarlo como la guinda de un pastel con un  edificio singular. El Guggenheim, construido en titanio y de formas tan exclusivas que fueron capaces de unir la tradición bilbaína con un modernismo pujante. Hoy es un reclamo turístico internacional de San-Sebastian-Donostiprimera magnitud y no se puede pasar por la autopistas exteriores de Bilbao sin acercarse hasta ver al menos por fuera este edificio absolutamente único en el planeta. 

 Son muchas las exposiciones que desde su inauguración han pasado por este centro cultural, pero la que aun ostenta el record de visitantes fue la dedicada a la historia de la moto, titulada el Arte de la Motocicleta, celebrada entre el 24 de Noviembre de 1999 y la primavera del año 2000. Una magnifica forma de entrar en el nuevo milenio.

Donostia. Bella y cara. 

Lo normal es alcanzar Donostia (San Sebastián) por la autopista, pero lo bonito, San-Sebastian-la-Conchaaunque caigan “chuzos de punta”, es, si vienes desde el oeste, hacerlo por la carretera local que remonta el monte Igueldo desde Orio. Escondida dentro de un frondoso bosque, con asfaltos irregulares, estrecha, retorcida y a la caída de la tarde… uno lo único que espera encontrar por este lugar son brujas o algún lobo perdido y nunca el maravilloso espacio natural que se abre en lo alto de esta montaña y aun menos las panorámicas de la gran ciudad donostiarra a vista de pájaro. San Sebastián pasa por ser una de las ciudades más bellas de España y también de las más caras. Las viviendas que se asoman a la playa de la Concha rivalizan en precio por metro cuadrado con las de la llamada “milla de oro “de Madrid, y en consonancia están también los hoteles.  Si te lo puedes permitir el Hotel Reina Cristina está entre los más lujosos de la península ibérica, Peine-de-los-Vientos--(5)lugar donde se alojan presidentes y los famosos actores internacionales, que acuden al festival de cine de San Sebastián. También hay otro buen número de buenos hoteles en la capital guipuzcoana. Si te gustan las vistas panorámicas, el Monte Igueldo,  situado en la cima del monte que domina la ciudad es el más recomendado.  Pero buscando también se encuentran buenos alojamientos a precio más ajustado como las casas rurales del monte Igueldo. Están  un poco alejadas del centro pero situadas en lugares fantásticos colgadas de la montaña encarando el Atlántico y apenas a 10 minutos del centro por una bella carretera. Y hablando de bolsillos poderosos aquí en esta montaña encontraras también uno de los restaurantes más reputados y reconocidos de España, El Akelarre de Pedro Subijana.  El menú a partir de 155 euros por persona más impuestos y bebidas,  eso sí,  autentico gourmet con sus estrellas Michelin correspondientes.

 Hondarribia--(5)Son muchos los lugares turísticos que hay que disfrutar en San Sebastián, acercarse al Peine de los Vientos esculturas del escultor Eduardo Chillida,  a un lado de la playa, o justo al otro lado de la bahía su acuario, y en el medio el singular edificio del Ayuntamiento. Pero hay algo que se nota tanto si es la primera vez que visitas la urbe como si has estado varias veces. Es la elegancia de esta capital, su clase, déjate sorprender por su barrio viejo donde los bares y restaurantes se  suceden puerta con puerta rivalizando en deliciosos “pintxos” y pasea sin prisa dejándote seducir por sus bellos rincones. San Sebastián nunca defrauda.

 La Triumph no se porta mal en tráfico urbano, pero tampoco se siente a gusto. No es moto de semáforos y callejeo, prefiere los espacios abiertos, las curvas, sean abiertas o cerradas le da igual pero siempre en carretera. No se siente a gusto entre bordillos, no ya por la moto si no por el piloto, al ser una moto voluminosa  no trasmite la seguridad a baja velocidad que  realmente tiene, y siempre andas un poco “mosqueado” con exceso de prudencia, aun a pesar de su buen radio de giro y baja altura de asiento. Lo dicho la Explorer quiere seguir viajando así que en el próximo capítulo realizaremos el tramo final del viaje entre Madrid y Barcelona por Lisboa. Queda atravesar todos los Pirineos de Oeste a Este. Aún restan unos miles de curvas por España, Francia y Andorra.     

          

   

Comparte mi contenido
  • Facebook
  • Twitter
  • Add to favorites
  • Google Bookmarks

No comments yet.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.