El largo hilo de la Seda

Nuestro amigo el catedrático de geografía Eduardo Martinez de Pisón, para los que hemos tenido el privilegio de viajar con el simplemente, “El profe”, nos deleita con su último libro sobre la legendaria Ruta de la Seda. Nada mejor que el comentario de su alumno Sebastian Alvaro para presentarlo.

«Eduardo Martínez de Pisón es uno de esos escasos sabios humanistas que nos quedan, heredero de una tradición renacentista que hizo de la naturaleza su cuarto de estudio, que ha hecho de las montañas el mejor laboratorio donde buscar el orden del aparente caos que, según él, rige el universo. Por eso es un lujo, y en mi caso un honor, compartir viajes y libros con semejante maestro. De su mano accederán a otra mirada sobre el paisaje. En sus páginas el lector descubrirá hondura en la mirada, profundidad en el pensamiento y sabiduría en las palabras. Y, sobre todo, belleza: en los paisajes, pero también en su forma de mirar, en el pensamiento. Belleza en las palabras.»

Sebastián Álvaro

 

Este libro contiene el relato del personal viaje del geógrafo y alpinista español Eduardo Martínez de Pisón por los grandes paisajes de Asia Central, siguiendo el hilo de las corrientes culturales que pasaron por la antigua Ruta de la Seda y se asentaron entre montañas y desiertos.

En su primera parte, Martínez de Pisón describe los paisajes de Asia Central en el paso del tiempo, bajo los símbolos no sólo de las mercancías sino de las civilizaciones ahora escondidas e incluso perdidas entre los elementos del escenario. El resto de la obra describe ese escenario en un viaje actual, con los datos obtenidos en los recorridos por los lugares y en las bibliotecas y mapas que los explican.

Este viaje parte inicialmente del nudo de cordilleras que ha de atravesar quien siga el itinerario cultural desde el centro arqueológico de Taxila hacia el norte, río Indo arriba, hacia la depresión de Tarim, en busca del enlace con la línea de la gran ruta histórica que va de este a oeste.

Un segundo tramo corre por el pasillo entre montañas de los desiertos de Asia Central: el desierto del Taklamakán, el corredor de Gansu, la Muralla China, el desierto del Gobi, y las montañas de Kunlún y de Hengduán, y la legendaria Shangri La.

El tercer tramo del itinerario vuelve al Tarim para ir hacia el oeste en busca del Mediterráneo, como lo hacía el antiguo itinerario de los mercaderes, por el dédalo de caminos de las antiguas ciudades islámicas, por montes, ríos, desiertos, estepas y oasis.

«Este libro nace de los mismos planteamientos, propósitos y sueños que mis obras anteriores: comunicar una perspectiva, una lectura del paisaje, a potenciales viajeros, activos o especulativos, compartir miradas y lugares.»

Eduardo Martínez de Pisón

Comparte mi contenido
  • Facebook
  • Twitter
  • Add to favorites
  • Google Bookmarks

No comments yet.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.